Decomiso de puntos de venta empeorará crisis de medios de pagos

Por .-@alexvallenilla

-En las calles se produce una doble banda de precios, si se paga en efectivo o se paga con tarjeta de débito, a lo que el gobierno responde decomisando puntos de venta

PUERTO LA CRUZ.- Producto de la crisis de los medios de pago que sufre Venezuela, la administración Maduro comenzó a realizar incursiones contra comerciantes y vendedores en las calles que utilizan puntos de venta electrónicos y con los que han establecido doble banda de precios, al vender rubros en dinero efectivo a una tasa y con pagos con tarjetas de debito con hasta recargas de 100%.

El problema es que la hiperinflación es tan acelerada, que los precios van mucho más rápido que la capacidad del Banco Central de Venezuela (BCV) de suplir al sistema de monedas y billetes necesarios para que las operaciones de pagos con dinero, se realicen normalmente en las calles. La demanda de efectivo para cubrir la brutal alza de precios es muy alta, ya que la inflación de un año ya supera 8.000% y es mucho más elevada que la capacidad de crearlo, toda la liquidez monetaria, que incluye la base monetaria, los billetes y monedas, así como el dinero electrónico, ha subido 2.774,50% en el último año hasta abril de 2018.

Lea también: Estado de Excepción Económica ha sido otro fracaso de Maduro desde 2016

La escasez de billetes no sólo se produce por esa razón, sino que también las operaciones de envergadura que tienen que ver con el contrabando de oro y de gasolina en las fronteras, demanda el uso de dinero efectivo, por lo que la gran parte va hacia las fronteras, esto como resultado de que los contrabandistas de los países vecinos, para tener mayor cantidad de dinero y dar cobertura al pago de estos commodities que se comercian ilegalmente fuera del país, comenzaron a ofrecer premios en dinero electrónico a cambio de billetes, es decir, una persona que lleve un billete de 100 mil bolívares a la frontera, podría recibir hasta 250 mil bolívares de pago por vía electrónica.

Esa situación se ha trasladado al resto del país. Se ha desarrollado en el comercio una doble banda de precios. Comerciantes pequeños que buscan captar el dinero efectivo, ofrecen sus mercaderías a una tasa determinada si el pago es realizado con dinero efectivo, pero aplican una recarga de hasta 100%, si el mismo se hace con tarjetas de débito. En el entendido de la operación, lo lógico es que como el dinero efectivo ahora es valorado por la población, quien haga pagos de esta forma realmente está recibiendo descuentos.

La Sundee está realizando operativos con los que está decomisando los puntos de venta, acción que lo único que logrará será empeorar la situación, ya que la demanda de efectivo sube al no haber una disposición suficiente de estos dispositivos electrónicos, lo que haría que el costo del efectivo suba y el diferencial de precios aumente entre una forma de pago y la otra.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES