. Real Madrid y Liverpool reeditan la final de 1981 – Revista Digital

Real Madrid y Liverpool reeditan la final de 1981

Por.- Roberto Mansilla Blanco/ Corresponsal en España

Con suspense en unas asombrosas semifinales, Real Madrid y Liverpool reeditarán el próximo 26 de mayo en Kiev la final de la Copa de Europa de 1981, ganada por los ingleses. En su tercera final consecutiva, los merengues buscan su 13º título toda vez los “Reds” vuelven a una final más de una década después. El dominio madrileño en Europa se completa con la final de la Europa League el próximo 16 de mayo en Lyon entre el Atlético de Madrid y el Olympique de Marsella.

Se cumplieron los pronósticos tras los partidos de ida de las semifinales de la Champions League 2017-2018. Real Madrid y Liverpool hicieron valer sus respectivas ventajas para acceder a la final de la Champions League del próximo 26 de mayo en Kiev. No obstante, los encuentros de vuelta en Madrid y Roma estuvieron envueltos en el suspense y la posibilidad de sorpresa.

El martes 1º, el Real Madrid clasificó de forma agónica ante un gallardo Bayer Múnich que demostró su categoría luchando hasta el final. Ese mismo tratamiento se vio un día después en el Olímpico de Roma, cuando los trasalpinos terminaron “muriendo en la orilla” y a punto de lograr otra remontada, en este caso ante un Liverpool que ha dejado ciertas dudas sobre su consistencia defensiva.

Las semifinales entre el Madrid y el Bayer cumplieron con las elevadas expectativas. Fútbol, emoción y suspense. Tras el 1-2 a favor del Madrid la pasada semana en el Allianz Arena de Múnich, los bávaron acudieron al Santiago Bernabéu con la batería cargada, a pesar de las ausencias de hombres clave como Boateng, Robben, Arturo Vidal y el portero Manuel Neuer.

El Bayer golpeó primero, a los 3 minutos, de nuevo por obra de su joven lateral Kimmich, quien ya abriera el marcador en el partido de ida. Pronto igualó el Madrid gracias a la clarividencia de uno de sus jugadores más cuestionados, el atacante francés Karim Benzemá. El propio delantero galo adelantó a los locales apenas comenzado el segundo tiempo, tras un garrafal error compartido entre el mediocampista Thiago y el portero Ullrich. Pero el Bayer no se amilanó, e igualó poco después gracias a un ex madridista, James Rodríguez, quien por respeto al público de su ex equipo no celebró el gol.

Lea también: Pastor Maldonado regresa a las competencias

El duelo fue intenso y emocionante, de constante ida y vuelta. El Bayer tuvo varias ocasiones para llevarse la eliminatoria, pero las providenciales intervenciones del portero merengue Keylor Navas, en especial un remate dentro del área por parte del defensor Hummels, impidieron la proeza bávara. Por sus manos pasó el Madrid a la final, en unas semifinales opacas para su estrella Cristiano Ronaldo.

Si el Bayer estuvo a punto de dar la sorpresa, un día después la Roma vendió cara su eliminación. Con el 5-2 de la ida a favor del Liverpool, los romanos se conjuraron para intentar repetir el 3-0 de cuartos de final ante el Barça, que les habría clasificado a la final.

El encuentro fue emocionante y repleto de goles, tanto como la eliminatoria global entre ambos equipos donde se cosecharon trece goles en total. Se adelantó el Liverpool por obra de Mané apenas comenzado el cotejo, pero un autogol de Millner igualaba el partido para los romanos. Con todo, posteriormente volvieron a adelantarse los “Reds” gracias a un remate de Wijnaldun. Al descanso, con el 1-2 a favor en el marcador, el Liverpool estaba prácticamente en la final.

Pero el segundo tiempo fue de locura, casi como un circo romano. El delantero bosnio Dzeko marcó por tercera eliminatoria consecutiva en partidos de ida y vuelta para igualar 2-2. Mientras se sucedían las oportunidades en ambas porterías, la Roma apeló a la épica en los últimos minutos. El belga Nainggolan adelantó 3-2 a los 86 minutos y el definitivo 4-2 de penalti a los 94 minutos, obra también del medio belga. La Roma rozó la hazaña de forzar una prórroga increíble.

El Atleti también en la Europa League

El pleno madrileño en Europa este año se completó el jueves 3 con el Atlético de Madrid dirigido por el entrenador argentino “Cholo” Simeone, quien tuvo que observar el partido desde el palco por sanción.

Tras igualar 1-1 la semana pasada en Londres ante el Arsenal, los colchoneros cumplieron con las expectativas en la vuelta celebrada en el Wanda Metropolitano de la capital española con un gol de su atacante hispano-brasileño Diego Costa a los 15 minutos. Suficiente para mantener la eliminatoria bajo control y regresar a la final de la Europa League tras los títulos cosechados en 2010 y 2012, este último también bajo la batuta del “Cholo”. En el camino, el Atleti también llegó a dos finales de la Champions, en 2014 y 2016, ambas perdidas ante su eterno rival capitalino, el Real Madrid.

Por su parte, el Arsenal se queda por enésima vez a las puertas de un título europeo, un final opaco para su entrenador, el francés Arsène Wenger, quien tras 22 años dirigiendo a los “Spurs” se retira esta temporada.

La otra semifinal también tuvo tono de remontada, una tendencia muy particular en las competiciones europeas de esta temporada. Tras ganar 2-0 en la ida, el Olympique de Marsella vuelve a una final europea catorce años después no sin antes ver cómo su rival, el austríaco Red Bull Salzburg, le remontaba la eliminatoria por 2-0 en el partido de vuelta. Un gol de Rolando en la prórroga significó el pase a la final de los marselleses, a pesar de la derrota por 2-1.

El próximo 16 de mayo en Lyon, Atlético de Madrid y Olympique de Marsella definirán el campeón de la Europa League. Los colchoneros son favoritos ante los franceses, merced a su experiencia en estos torneos.

Diez días después, el 26 de mayo, el Real Madrid buscará su tercera Champions consecutiva ante el Liverpool en Kiev. Será una reedición de la final de Copa de Europa de 1981 disputada en París, ganada entonces por el Liverpool en el último minuto.

El favoritismo está en manos de los merengues, campeones en 12 ediciones de la Copa de Europa y Champions League y con un plantel curtido repleto de figuras, en la que destaca obviamente Cristiano Ronaldo. Desde que en 1998, hace 20 años, el Madrid ganó su séptima Champions, los merengues han disputado cinco finales más (2000, 2002, 2014, 2016 y 2017) , en todas ellas victoriosos. La última final de Copa de Europa perdida por el Real Madrid fue precisamente la de 1981 ante el Liverpool, su rival en esta edición de 2018.

Toda vez, el Liverpool dirigido en los banquillos por el alemán Jürgen Klopp cuenta con un trío atacante de alto nivel, comandado por el egipcio Mohammed Saleh, el brasileño Firmino y el senegalés Mané. Un equipo ordenado y de enorme despliegue físico que, sin embargo, muestra algunas fisuras en la línea defensiva, tal y como se evidenció en los dos encuentros ante la Roma.

Con todo, si ambos equipos madrileños logran ganar los respectivos títulos, tendremos en agosto un inédito Real Madrid-Atlético de Madrid para definir el campeón de la Supercopa de Europa. El fútbol madrileño está dominando Europa.

La curiosa “pava” del Liverpool

Tras conocerse los dos rivales en la final de la Champions, no dejaron de aparecer los tradicionales “memes” en las redes sociales, principalmente WhatsApp y Twitter, sobre ciertas similitudes con respecto al Liverpool.

En resumen, circula en las redes un enigmático mensaje en el cual se vincula a los títulos europeos del Liverpool con acontecimientos importantes tanto para el Vaticano como para la familia real británica. Este curioso mensaje dice así:

“Año 1978. El Liverpool es campeón de Europa. Muere el Papa Juan Pablo I.

Año 1981. El Liverpool vuelve a ser campeón de Europa. Atentado contra el Papa Juan Pablo II en el Vaticano. Se casa el Príncipe Carlos de Inglaterra con Lady Diana.

Año 2005. El Liverpool otra vez campeón de Europa. Muere el Papa Juan Pablo II. Carlos de Inglaterra vuelve a casarse, esta vez con Camila Parker Bowles.

Año 2018. De momento, el Liverpool está en la final de Europa y el Príncipe Enrique de Inglaterra, hijo de Carlos, se casa dentro de dos semanas. Mejor que el Papa Francisco rece para que gane el Real Madrid”.

Una curiosa similitud extrafutbolística que de seguro le dará más picante a la final de la Champions del próximo 26 de mayo.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES