La crisis de Banesco llega hasta Galicia

Por.- Roberto Mansilla Blanco/ Corresponsal en España

El anuncio por parte del Fiscal General Tarek William Saab de intervenir Banesco, el principal banco privado de Venezuela, y detener once de sus principales directivos, entre ellos el empresario de origen gallego Óscar Doval García, por presuntos delitos contra el sistema monetario venezolano, también tiene su repercusión en Galicia, ya que alcanza los negocios de su presidente, Juan Carlos Escotet, máximo accionista de la principal entidad financiera gallega, ABanca.

La crisis causada por el anuncio del gobierno de Nicolás Maduro este jueves 3 de intervenir  Banesco Banco Universal y de detener a once de sus directivos, entre ellos el empresario gallego Óscar Doval García, el consultor jurídico Marco Tulio Ortega y el vicepresidente Jesús Irausquin, tomó al presidente de esta entidad, Juan Carlos Escotet, en viaje de negocios en Portugal.

La operación realizada por el gobierno venezolano, denominada “Manos de Papel”, fue impulsada por el Fiscal General Tarek William Saab. Ante esta situación, Escotet, quien preside también la principal entidad financiera gallega ABanca, producto de la fusión en 2012 de CaixaGalicia y Caixanova, y de la cual es su máximo accionista (55%), anunció vía Twitter que viajaría inmediatamente a Caracas para intentar solucionar el contencioso con el gobierno venezolano.

Lea también: Gobierno protege la hiperinflación

Toda vez, Escotet anunció que dejaba provisionalmente la presidencia de ABanca, la cual pasa ahora a manos del consejero Eduardo Eraña Guerra como presidente no ejecutivo de ABanca, según informó la Comisión Nacional de Mercado de Valores.

En un primer mensaje en Twitter, Escotet anunció que Banesco siempre actuó con “estricta escrupulosidad” con el cumplimiento del marco legal venezolano. Desestimó cualquier implicación en delito de capitales, tal y como argumenta el gobierno venezolano, y que los medios de comunicación en Galicia llegaron a considerar como una supuesta práctica de desestabilización del sistema monetario venezolano.

Paralelamente, Escotet aseguró que la crisis de Banesco no afectará las operaciones de ABanca, ya que ambas entidades “están desvinculadas entre sí”. Esa misma suposición debe esperarse de las otras operaciones internacionales que tiene Banesco en filiales en el exterior, principalmente Panamá y EEUU.

Otro mensaje vía Twitter de Escotet sobre la situación de Banesco comentaba que la acción del gobierno de Maduro contra Banesco es “injusta” y que tiene “motivaciones políticas”. Estimó que esta medida busca “distraer a la opinión pública” sobre “las tragedias” que viven diariamente los venezolanos, y que “no existen razones financieras para su intervención”.

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES