. El Madrid se enfila hacia su 13º Champions

El Madrid se enfila hacia su 13º Champions

*Con su victoria 1-2 en Múnich, el Real Madrid echa tierra de por medio y se encamina a su tercera final consecutiva, cuyo rival puede ser el rocoso Liverpool, goleador 5-2 ante la imberbe Roma. Todo ello si en la vuelta de las semifinales de la próxima semana no ocurren las sorprendentes remontadas vividas anteriormente en los cuartos de final.

Por ROBERTO MANSILLA BLANCO

Corresponsal en España

La Champions League está hecha para el Real Madrid. No en vano, es su máximo ganador. Doce trofeos de esta competición llenan sus vitrinas y ya se trabaja para obtener el 13º título. Los merengues se plantaron este miércoles 25 en el Allianz Arena de la capital bávara para superar un duro partido de ida de la semifinal ante el poderoso Bayer Múnich, que ahora deberá remontar en el Santiago Bernabéu el próximo martes 1.

Un día antes, en la primera semifinal, el Liverpool reverdeció viejos laureles al golear 5-2 a una Roma que venía de eliminar al Barça de Messi. La goleada de escándalo de los “Reds” de la ciudad de The Beatles les coloca en buenas perspectivas para alcanzar la final y buscar su sexta Champions.

Pero habrá que ver qué sucede el próximo miércoles 2 en el Olímpico de Roma. A los romanos les basta con el mismo 3-0 con que sorprendentemente eliminaron al Barça en la eliminatoria anterior.

Oktoberfest del Madrid

El Bayer-Madrid del miércoles 25 fue el 25º enfrentamiento entre ambos equipos en la Copa de Europa y Champions League desde 1976. En los anteriores enfrentamientos, la paridad era clara: once victorias para cada uno y dos empates. Desde 2014, el Madrid ha vencido al Bayer dos veces consecutivamente, una en semifinales (2014) y el año pasado en cuartos de final. Ahora, en 2018, va camino de alcanzar el tercer duelo a favor.

No obstante, el Bayer arrinconó a un Real Madrid que gana por veteranía en esta competición. Y eso que Cristiano Ronaldo tuvo una opaca actuación, con gol anulado incluido por controlar con la mano.

Los bávaros se lanzaron al ataque con todos sus efectivos, guiados por el francés Ribéry y el polaco Lewandonski, de quien se dice fichará la próxima temporada por los merengues. También estaban dos ex madridistas, el colombiano James Rodríguez y el holandés Robben, quien finalmente se lesionó en los primeros compases del juego.

A los 28 minutos, el defensor Joshua Kimmich adelantó a los bávaros con un sprint desde su cancha que culminó con un duro disparo que superó al portero costarricense Keylor Navas. Durante todo el encuentro, Navas realizó varias paradas salvadoras que permitieron mantener a raya su portería.

Pero el oficio del lateral brasileño Marcelo permitió la igualada del Madrid antes del descanso, a los 43 minutos, con una especatular volea que superó al portero Ulrich, sustituto del lesionado Manuel Neuer, portero de la selección alemana actual campeona del mundo. Un gol psicológico para la eliminatoria, por el posible valor doble de los goles cosechados como visitante en caso de empate global.

El segundo tiempo fue más de lo mismo. El Bayer atrincherando al Madrid en su parcela y un equipo merengue que tira de oficio. El mismo oficio que permitió al joven valor Marco Asensio adelantar a los madridistas a los 57 minutos tras una buena combinación con Lucas Vázquez y dejar la eliminatoria muy a favor del Madrid en la vuelta del próximo martes en el Bernabeú.

Para el Bernabeú, el Bayer probablemente no podrá contar con los lesionados Robben y el defensor central Boateng, así como por Neuer, que busca recuperarse para disputar el Mundial. Salvo sorpresas, el Madrid va con todos sus efectivos.

“You’ll Never Walk Alone”

El mítico himno que los hinchas del Liverpool cantan en su estadio Anfield Road parece encumbrar a los Reds a otra final de Champions, la octava de su historia. Su victoria 5-2 el martes 24 ante la Roma deja muy a su favor su pase a la final.

El Liverpool fue una apisonadora donde destaca un nuevo astro mundial, el egipcio Mohammed Salah, curiosamente ex jugador de la Roma. Salah, quien en su momento fue despreciado por el técnico portugués José Mourinho para llevarlo al Chelsea, se erige hoy día como un firme candidato a ganar el Balón de Oro 2018. Le espera el Mundial de Rusia con su selección Egipto, donde puede destacar como revelación.

Fue Salah quien guió al Liverpool a la humillante goleada. Dos tantos del egipcio que no fueron celebrados por el propio jugador por respecto a su ex equipo, y otros dos de su socio en ataque, el brasileño Firmino, por otro más de Mané, certificaron un 5-0 inapelable apenas a los 65 minutos de juego. El primer tiempo había terminado 3-0.

Los Reds dirigidos por el alemán Jürgen Klopp aplastaban a una Roma que, tras el quinto gol, aprovechó cierto sopor de los ingleses para buscar la remontada. Lo hizo, cómo no, con un gol de su astro atacante, el bosnio Dzeko, y un penalti transformado por el argentino Perroti. Un 5-2 que permitió maquillar un poco una actuación desastrosa para los romanos, principalmente en defensa.

La vuelta será el próximo miércoles 2 en el Olímpico de la capital italiana. Y allí los romanos volverán a apostar por la épica que tuvieron en cuartos de final ante el sorprendido Barça. Necesitan precisamente otro 3-0 para acceder a su segunda final en esta competición. La primera final alcanzada por los transalpinos fue en 1984, precisamente en el Olímpico romano y curiosamente ante el Liverpool, donde cayeron en la tanda de penalties.

Vistos los resultados de los partidos de ida, los favoritos para acceder a la final son el Real Madrid y el Liverpool. De darse este duelo, se repetiriá la final de Copa de Europa de 1981 celebrada en París, ganada por los Reds con un gol en el último minuto.

El Madrid busca su 13º Champions, la tercera consecutiva. Desde que en 1993 cambió de nombre por su actual denominación, ningún equipo ha logrado ganar tres Champions consecutivas. Con anterioridad, fue precisamente el mítico Bayer del “Kaiser” Franz Beckenbauer el que ganó tres veces consecutivas este trofeo a mediados de la década de 1970, siendo por entonces este torneo la Copa de Europa.

Pero queda el partido de vuelta en el Bernabeú. El Bayer necesita un 0-2 para acceder a la final. El recuerdo del momentáneo 0-3 de la Juventus en cuartos de final es una pesadilla aún presente en el madridismo. El año pasado, el Madrid también había ganado 1-2 en la ida del Allianz Arena para luego perder 1-2 en la vuelta del Bernabéu, e irse a la prórroga, donde los merengues guiados por Cristiano terminaron imponiéndose. No sería descartable que la historia volviera a repetirse.

Por su parte, el Liverpool quiere regresar a la gloria en la Champions, alcanzando su octava final y la posibilidad de ganar su sexto título. De lograrlo, superaría al Bayer y al Barça, con quienes comparte cinto títulos, y se colocaría a sólo uno del Milán, que con siete trofeos es el segundo con más Champions detrás del Madrid.

Pero todo esto son especulaciones en clave de pronóstico que se pueden derrumbar fácilmente en un deporte donde nada está escrito. Las remontadas suelen aparecer en momentos clave. De eso saben también el Bayer y la Roma.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES