Ventana al Mundo: Al mundo se le soltaron las costuras

Se le sueltan al mundo las costuras tras años de tapadera, parches y remiendos. Revienta lo de Siria, Facebook, Ecuador, Colombia, diáspora venezolana, males muy viejos que traen crisis nuevas.

 

Bruscamente, las políticas de temporizar parecen haber llegado a su fin. Es como si el mundo entero empezara a sacudir unos males que se formaron durante décadas sin que nadie los advirtiera, pero que ahora revientan todos juntos.

En lo de las grandes potencias, los que envenenaron al doble agente ruso, Serguei Skripal, en Gran Bretaña, ¿pensaron realmente salirse con la suya como lo lograban antes? Hoy las acusaciones convergen sobre el Kremlin y la primera ministra británica exige explicaciones, cuando en el pasado, envenenamientos similares también en Inglaterra y contra ex espías rusos, no tuvieron el despliegue que existe actualmente por el envenenamiento del doble espía ruso.

En Siria, un envenenamiento masivo con el famoso gas Sarin, ¿podía pasar sin consecuencias de retaliación? No es la primera vez que existen acusaciones de uso del Sarin, pero es la segunda vez que ante ese crimen contra la humanidad, Donald Trump – ahora incluso con aliados de Gran Bretaña y Francia – ordena la destrucción por bombardeo de las instalaciones que producen ese gas en  Siria.

En materia de informática, tranquila y exitosa crecía la multimillonaria e multinacional empresa Facebook, cuando de pronto apareció envuelta en nada menos que un genocidio.  La interpelación ante el congreso de Estados Unidos, del creador y dueño de Facebook, Mark Zuckenberg, duró dos días y reveló una red sin controles de gravísimas consecuencias. Las acusaciones que salieron a relucir durante la interpelación eran muchas y muy graves. Se le interrogó acerca de los mensajes de odio que podían haber desencadenado el genocidio de los rohingya en Myanmar, sobre las difusión de noticias falsas, su influencia en las elecciones norteamericanas y las operaciones de los agentes rusos, todo a través de Facebook. Millones y millones de personas ahora intentarán recordar cuándo, cómo y en qué se dejaron influenciar en asuntos que para naciones enteras, son de primera importancia.

Lea también: Ventana al mundo: Un mundo de clanes

Acercándonos a América Latina, otro tema fue dejado a la deriva y reventó a través del asesinato de los tres miembros de un equipo periodístico en la zona fronteriza entre el Ecuador y Colombia. Según la prensa internacional, la pacificación colombiana es la que empujó hacia las zonas fronterizas a los grupos violentos del ELN, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, a los disidentes (quizás no tanto) de las FARC, que según afirman en México, tienen nexos con los carteles de la droga mexicanos. Cito el periódico francés Libération: “Entre esos grupos, está el del ecuatoriano Walter Artizala, responsable del secuestro de estos hombres”. ¿Secuestro o asesinato?

Sigo citando el periódico francés: “Después de la firma del acuerdo de paz el 24 de noviembre 2016 entre Ecuador y Colombia que daba por finalizados 53 años de un sangriento conflicto, toda esa gente evacuaron las 242 comunas que ocupaban. La falta de organización de las fuerzas armadas colombianas que debían reemplazarlos permitió a esos grupos armados implantarse y llevar una guerra por el control de las rutas utilizadas para el tráfico de droga. Pese a las tentativas de pacificación, Colombia sigue con la gangrena del narcotráfico que arroja cada año miles de muertos.” (Maud Margenat, Libération).

De ser cierto que igual invasión ocurre igualmente en las fronteras de Venezuela, como parecen indicarlo múltiples denuncias de periodistas de primera línea, entre ellos la tachirense Sebastiana Barráez, estaríamos  ante otro “descuido” que tuvo tiempo de implantarse y no aceptará irse en paz.

Pasemos a la Cumbre de Lima, donde los principales países de América Latina este mismo sábado, discuten sobre  el caso de Venezuela. Difícilmente podría encontrarse mayor descuido hemisférico, como lo ha sido el “laissez faire” continental durante casi dos décadas del chavismo sin control. ¿Cómo se remedia ahora algo que creció durante años en medio del descuido del resto del continente? Nuevamente se plantea como ya se ha planteado en el caso de Siria, qué se debe hacer para evitar el actual cúmulo de consecuencias en toda América. Como por ejemplo qué hacer con la inundación de los refugiados venezolanos. ¿Qué se discute en Lima? ¿Que si el remedio es militar, o diplomático, o con una invasión, o  si es que como en la canción …. ya no hay remedio?

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES