Los grandes planes rusos

*Rusia está creando su propia “OPEP” conjuntamente con la OPEP actual, lo que pareciera ser un plan de largo plazo. Venezuela ya casi no cuenta debido a su continua merma de producción de crudo.

El comportamiento del precio del crudo durante la semana sigue en las expectativas sobre la tensión entre los EEUU y China por el intercambio comercial entre ambos países. De hecho importaciones por el orden de US$50.000 millones serían sujetas a la imposición de aranceles del 25% de lado y lado, con lo cual se aumenta la posibilidad de una guerra comercial entre ambos países. A la par se afectan las expectativas de crecimiento económico en la producción de bienes y servicios. El impacto estimado sería de una disminución del PIB mundial del 0,5%, pasaría de un 3% a un 2,5% en 2018. Para los EEUU y China, el PIB podría tener una baja del alrededor del 1%. En consecuencia la demanda de crudo también se vería afectada y obligaría a estimar de nuevo el balance del mercado petrolero, incluyendo la posición del acuerdo OPEP-NO OPEP. Sin embargo, cuando hay informaciones que rebajan la tensión, el precio se mueve ligeramente al alza. Por ejemplo cuando los EEUU abre la puerta a una negociación y China aun habiendo denunciado a los EEUU en la OMC por no dar explicaciones sobre el aumento de aranceles a las importaciones de acero y aluminio de origen Chino, abre la posibilidad de nuevos esquemas de apertura para la inversión extranjera, más su disposición a tocar el tema de la propiedad intelectual, una “issue” clave para los EEUU, se rebaja la tensión favoreciendo al precio del crudo. Actualmente, estamos dentro del período de 30 días en donde las partes deben negociar los términos del acuerdo y de no lograrse, los aranceles entrarían a ser aplicados entre ambos países y se podría desatar la guerra comercial.

Por otro lado, el número de taladros según Baker Hughes en los EEUU en la semana finalizada el 6 de abril, fue de 1.003, lo que significa un aumento de 270 con respecto al mismo período el año pasado. De ese total de taladros, 808 son para petróleo y 195 para gas. A nivel internacional, para marzo la cifra de taladros fue de 972, lo que representa 27 más con respecto a marzo del 2017. Lo anterior significa que el ritmo de aumento en la producción de los EEUU continúa y que a nivel internacional hay expectativas de crecimiento de la oferta.

Por último, las informaciones del mercado reflejan como el Fondo Soberano de Abu Dabi otorga el mandato a Rotschild para la venta de CEPSA (Compañía Española de Petróleo Sociedad Anónima), que pertenece al holding empresarial Mubadala del emirato. La operación del mandato al banco, la denominan como un caso de “dual track”, donde se puede efectuar venta a un tercero o la colocación en bolsa de las acciones. El fondo de Abu Dabi compró a Total y efectuó una OPA en 2011 adquiriendo la petrolera por US$8.000 millones; actualmente las expectativas de su valoración están en el orden de los US$10.000 millones.

 Rusia

La inversión del sector petrolero ruso según la información de OilPrice.com se estima en US$22,5 millones para el 2018, similar a la del 2017 que fue de US$23 mil millones. La inversión según el ministro Alexander Novak, es de un buen nivel para las condiciones del mercado hoy en día, considerando que en 2017 se aumentó la inversión en un 10% con respecto al año anterior. La producción actual rusa está en el orden de los 10.98 millones de bpd, dentro del rango del acuerdo de suministro OPEP. Opinó el ministro sobre hacer indefinido el acuerdo con la OPEP, lo que en nuestra opinión podría significar una “nueva OPEP” si bien hasta la fecha no ha recibido propuestas concretas al respecto y el ministro dijo que no hay en su conocimiento ningún país en contra de esa cooperación indefinida.

Rusia, cuyo interés comercial se centra en China al igual que la mayoría de los países del Medio Oriente, para enfocarse en los mercados de crecimiento en la demanda (China y la India). Son varios los acuerdos que han firmado petroleras rusas, como ROSFNET firmó un contrato valorado en US$270 mil millones por 25 años a China y otros clientes de Asia, en donde se construirán oleoductos para garantizar suministro a costos competitivos. Los acuerdos y alianzas con productores del Medio Oriente, – con Irak, Irán, e inclusive con Libia, – son para también mantener la atención en Europa. Es decir, la estrategia rusa está en el desarrollo de sus propias reservas en primer lugar, luego buscar alianzas con los competidores claves para los mercados en crecimiento. Como hemos mencionado en oportunidades anteriores, el negocio petrolero en Venezuela es de carácter marginal, no jerarquiza en el portafolio de inversiones y solo podríamos decir que por un interés geopolítico están en Venezuela, pero no para desarrollar la industria petrolera.

 Venezuela

Nuevamente ocurre un accidente en PDVSA, en esta oportunidad en la gabarra GIV-14, donde según la información de PDVSA, falleció un trabajador de nombre Porfirio Morillo. La gabarra operaba en el pozo Bachaquero 1430, y aparentemente el accidente fue debido a un equipo de generación de vapor. La industria petrolera tiene actividades de alto riesgo, por ello la seguridad es prioritaria, el mantenimiento de las instalaciones indispensable y el recordatorio permanente a los trabajadores de trabajar en condiciones seguras obligatorio por la gerencia. En PDVSA los índices de accidentalidad son alarmantes, las deficiencias en los gastos de mantenimiento pueden ser causa de los accidentes, el personal ha denunciado públicamente esta situación. Lamentable noticia, nuestras condolencias a los familiares del trabajador que murió en el accidente.

El tema de la caída de la producción de crudo en Venezuela sigue siendo un tema de análisis en el mercado, tanto en la OPEP como la AIE observan la caída de la producción y obviamente también lo hacen los mercados financieros de la deuda que se encuentra ya en default. Una evidencia más del declive en la producción en Venezuela lo reflejan los datos del número de taladros, que según Baker Hughes para el mes de marzo en 2016 se contaba 71 taladros, en 2017 el número bajó a 51 y para este año 2018 en el mismo mes hay 44 taladros. Por lo tanto es evidente que la actividad disminuye y por ende la producción, lo cual se traduce en la falta de divisas para hacer frente a las obligaciones de la república y PDVSA.

Son 16 años de destrucción

Se cumple un año más de los hechos ocurridos el 11.02.2002, que culminaron con la marcha y concentración quizás más grande ocurrida hasta el momento en nuestro país.

Los hechos ocurridos para esos primeros meses del año 2002, donde el Decreto 1011 afectando la educación de los hijos fue el inicio de la protesta de los ciudadanos frente a un régimen que ya dejaba ver sus intenciones totalitarias. Luego el absurdo nombramiento de una Junta Directiva de PDVSA, en donde los profesionales de carrera nombrados por Chávez, sin los méritos, ni el conocimiento, ni el respeto profesional de la mayoría de los empleados de la industria, causó un rechazo histórico.  Resultó en la protesta de los trabajadores de PDVSA por principios y valores, entre ellos la Meritocracia, que significa escalar posiciones por el conocimiento y el trabajo bien hecho con honestidad.

Recuerdo como en la Plaza de la Meritocracia en Chuao, en una concentración con la participación de todas las iglesias en Venezuela el día posterior al 11-A, la reflexión de todos los allí presentes fue el lograr un país de convivencia, creando oportunidades para todos, y con unos trabajadores petroleros generando una relación más estrecha con la sociedad. Allí mi compromiso de crear ese vínculo el cual resultó en Gente del Petróleo.

El tiempo nos ha dado la razón, el reclamo por principios y valores sigue siendo válido. Hoy en día vemos como el uso del recurso petrolero con fines meramente políticos para la supuesta revolución fue despilfarrado. La falta de principios y valores, ética, honestidad, mérito, han resultado en corrupción, quiebra operacional, comercial y financiera de PDVSA.

Quienes mal gobiernan al país creen que la supuesta lealtad política a la supuesta revolución es la justificación para ocupar cargos con responsabilidad del negocio petrolero. El país que tanto invirtió en el desarrollo del capital humano en PDVSA, el régimen lo despreció de manera descarada y por eso puso en la empresa a quienes hoy ante todos son los responsables del desastre, entre ellos; Alí Rodríguez, Bernard Mommer, Rafael Ramírez, Asdrúbal Chávez, Eudomario Carruyo, Eulogio del Pino, etc., etc. Se aprovechó el mundo exterior de ese conocimiento representado hoy en la diáspora de venezolanos trabajadores petroleros aportando con su trabajo y esfuerzo, siendo parte esencial de los logros en el negocio.

El “Ni un paso atrás”, sigue siendo el llamado para avanzar en la lucha por tener un país democrático, de oportunidades para todos, creando el máximo de riqueza en su actividad petrolera para sentar las bases y construir rápidamente la Venezuela post petrolera.

Twitter@JFernandeznupa

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES