Hiperinflación y corrupción frenan reelección

*No se descarta que antes del 20 de mayo pueda haber cambios en el proceso de las elecciones presidenciales.

La periodista y ex ministra de la Juventud del gobierno de Hugo Chávez en 2011, Mari Pili Hernández, habló extensamente con el diario zuliano Panorama sobre las elecciones presidenciales del próximo 20 de mayo y dijo: “Me parece un riesgo muy grande que ha asumido el presidente Nicolás Maduro de convocar a una elección en un momento en que el problema económico es catastrófico. De verdad la situación económica no se ha resuelto, y no solamente no se ha resuelto sino que tiene sufriendo a todas las familias venezolanas, creo que este era el momento para tratar de dar respuestas y no de entrar otra vez en la diatriba política, y creo que es un error que se haya convocado a elecciones presidenciales tan apresuradamente, y me parece que eso pone en riesgo al Presidente de la República”.

En cuanto a recientes medidas anunciadas por el gobierno de Nicolás Maduro, el economista, ex ministro de Finanzas de Chávez e integrante del Consejo Nacional de Economía, Rodrigo Cabezas, precisó el domingo pasado: “En el actual cuadro 2018 de recesión profunda, hiperinflación, déficit desbordado del sector externo e interno, escasez abierta, presión de deuda hacia el impago y bloqueo financiero norteamericano ¿qué objetivo de economía real puede tener la nueva reconversión monetaria? Desde la aspiración de la anhelada estabilización y crecimiento económico-social de corto y mediano plazo, la respuesta no es alentadora. Si bien corrige el sistema de cuentas de la economía, lo más probable es que termine siendo cosmética en poco tiempo al no tocar las raíces del desequilibrio macroeconómico. Una de ellas, entre las principales, es la inédita y desconocida hiperinflación que hace estragos en la vida venezolana. Que los que gobiernan no quieran o no sepan identificar su causa-efecto hace dramática la coyuntura, ya que ésta y sólo ésta es la prioridad de la política económica y del país todo”.

Cabezas alertó sobre posible crisis de efectivo en poder del público, muy grave, que acarreará desestabilización política, económica y social: “Reconversión con hiperinflación no conduce a nada. La nación reclama un programa económico de estabilización con sus componentes fiscal, monetario, cambiario y de producción y, especialmente, el plan para acortar y salir de la destrucción monetaria y de salarios que padecemos. Esta es la sugerencia trascendental por perentoria e inaplazable”.

Las consecuencias de la hiperinflación, reconocen allegados, se ve hasta en los cuarteles y las cárceles que hace poco eran paraísos para los hampones. Hoy ni cuarteles ni cárceles tienen comida.

El miércoles pasado, la comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional dio a conocer que la inflación en Venezuela trepó a 8.878,1% en los últimos 12 meses y alertó que para frenar esa inflación se requiere desmontar el control de cambios.

El informe levantado por los diputados vaticina el fracaso de medidas gubernamentales como el lanzamiento de una moneda virtual y la eliminación de tres ceros a los actuales billetes a partir del 4 de junio.

La corrupción

En cuanto a la corrupción en las empresas y otros entes del Estado venezolano, cada día salen al conocimiento público hechos que han motivado que la VIIIª Cumbre de las Américas, que arrancó este viernes en Lima, Perú, tenga en su agenda la necesidad de controlar ese flagelo que lesiona a todo el continente.

Frente a medidas tomadas por países como Panamá contra empresas y directivos de esas empresas acusadas de lavado de dinero proveniente de corruptelas en Venezuela, el gobierno venezolano ha reaccionado con acciones que en vez de dañar a esos países causa mayores contratiempos a los venezolanos.

La cancelación de vuelos de la línea aérea Copa dejó varados a más de cinco mil venezolanos sin que haya garantías de que los daños serán resarcidos. La retaliación del gobierno panameño impidiendo que las líneas aéreas venezolanas toquen en Panamá, empeoró la situación de pasajeros venezolanos.

La Justicia de Andorra ha reclamado a las autoridades de Venezuela el organigrama de la compañía estatal Petróleos de Venezuela S. A. (PDVSA) y de sus filiales, como parte de la investigación que desarrolla el país europeo para desentrañar el cobro de 2.000 millones de euros en comisiones ilegales que el gigante petrolero pagó a funcionarios y empresarios próximos al chavismo entre 2007 y 2012.

La investigación incluye también a la Corporación Eléctrica S. A. (Corpoelec), antigua Electricidad de Caracas, y entre los 35 nombres de la lista de la juez de Andorra, figuran Nervis Villalobos, exviceministro de Energía y Petróleo encargado del suministro de electricidad entre 2001 y 2006; Javier Alvarado, exviceministro de Energía y expresidente de Corpoelec, y Diego Salazar, primo de Rafael Ramírez exministro de Energía, expresidente de PDVSA y representante hasta el pasado diciembre del Gobierno de Nicolás Maduro en la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El sábado pasado, el ex presidente de Brasil y líder del Partido de los Trabajadores Luiz Inácio Lula Da Silva ingresó a una cárcel para cumplir 12 años de pena por corrupción y lavado de dinero y sumarse a la amplia lista de expresidentes del continente que son investigados.

En la Cumbre de las Américas prevalece la idea de que lo más destacado de la condena a Lula es el ejemplo de cómo debe funcionar la Justicia y que los expresidentes, por más populares que sean, también pueden ir a la cárcel, como ya ha ocurrido en Perú y Guatemala.

En paralelo con el caso de Lula, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela en el exilio anunció el lunes desde la ciudad de Bogotá: “Hay méritos suficientes para enjuiciar a Nicolás Maduro Moros, presidente de la República, por la presunta responsabilidad de los hechos punibles denunciados en este máximo tribunal”.

El tribunal ordenó notificar a la Interpol que se incluya a Maduro entre las personas con alerta roja internacional, notificar a la Asamblea Nacional de la medida y el decreto de medida preventiva de libertad contra el mandatario nacional.

Aunque desde Bogotá, la diputada a la Asamblea Nacional Gaby Arellano partió con los documentos para el parlamento, el miércoles la AN seguía sin recibir el parte oficial del TSJ en el exilio.

En todo caso, el TSJ en el exilio tiene el respaldo de organismos internacionales y se espera que el proceso tenga pronto las repercusiones debidas.  Lo cierto es que todo lo que ocurre con la corrupción y la hiperinflación frena de manera creciente el proyecto de reelección que mantiene el presidente Nicolás Maduro. Algunos observadores advierten que las medidas que esta semana ha dictado el mandatario contribuyen a complicar sus posibilidades y la crisis económica a tal punto que no hay un precio racional ni estable del dólar, que en la práctica es la moneda referencia para los costos del mercado.

Tanto la hiperinflación como la corrupción afectan todos los servicios públicos del país. Ciudades completas sufren apagones de horas, otras pasan días sin servicio de agua y hasta Caracas, la capital, presenta fallas graves en el servicio de internet y telefonía y eso repercute en las actividades bancarias y comerciales, complicadas por la escasez de dinero en efectivo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES