Delegación de oposición de visita en Francia

  • Las tres personas más representativas de la oposición venezolana, por gozar las dos primeras de la máxima legitimidad que otorga el voto -Antonio Ledezma, alcalde de la Gran Caracas; Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional- y la tercera, Carlos Vecchio, por ser coordinador internacional del partido de Voluntad Popular, fueron recibidos por el presidente de Francia, Emmanuel Macron y posteriormente fueron escuchados en el prestigioso Instituto de Ciencias Políticas de París. Al ser Vecchio la voz internacional del preso político Leopoldo López, la legitimidad de los visitantes daban importancia a su actuación internacional.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, una vez más ha demostrado su interés por la grave situación política y humanitaria que vive hoy Venezuela. Recibió el 3 de abril en el Palacio del Eliseo una delegación de la oposición de gira por Europa, al término de la cual el presidente francés declaró que “Francia se mantiene lista, junto a sus colegas europeos, para tomar nuevas medidas si las autoridades venezolanas no permiten la celebración democrática”.

Integrada por: Antonio Ledezma, Julio Borge y Carlos Vecchio, los tres delegados manifestaron que el motivo de la gira era exigir que se ejerzan sanciones contra los dirigentes del gobierno de Nicolás Maduro implicados en las violaciones de los derechos humanos o comprometidos en el tráfico de drogas. De igual manera, exigen la congelación de las cuentas bancarias de los responsables del gobierno de Nicolás Maduro porque son una forma de blanqueo del dinero sustraído al erario nacional o producto del comercio de sustancias ilícitas. Asimismo expresaron su oposición a la criptomoneda o “petro”, cuya garantía son las reservas de petróleo y de oro, porque compromete el futuro del país.

Los tres representantes opositores se dijeron contrarios a las elecciones programadas para el 20 de mayo, no porque se opongan al sufragio universal, sino porque esa elección es a todas luces “un fraude; no son libres, ni transparentes”. “Las mafias y los dictadores no organizan elecciones democráticas”, declara el ex alcalde de Caracas Antonio Ledezma, “Nicolás Maduro engañó a la comunidad internacional, e incluso al papa Francisco, cuando prometió dialogar con la oposición  en Santo Domingo”.

En lugar de liberar a los presos políticos, que fue una de las exigencias del diálogo, la represión se ha exacerbado. En Venezuela, la gente no vive, sobrevive, declara Julio Borges. La mitad de los escolares ha abandonado la escuela por falta de alimentos. Venezuela se ha convertido en una tierra de zombis. El gobierno se ha convertido en una máquina de control político que explota el estómago y el control de las conciencias. Lo que significaría para un gobierno normal, para Maduro es una situación favorable que le permite ejercer el control sobre la población”.

Los tres delegados denunciaron al unísono el éxodo de habitantes y explicaron que los que no pueden hacerlo, están obligados a aceptar dócilmente el control que ejerce el gobierno sobre ellos, que es quien decide quien come o no, quién trabaja o no, quien puede hablar y quien debe callar.

También la delegación hizo hincapié en los lazos que mantiene el gobierno de Maduro con grupos extremistas islámicos, además de participar en la financiación de grupos de extrema izquierda europeos y de igual forma presta colaboración a los separatistas catalanes. Apuntaron que el régimen de Venezuela se ha convertido en un problema mundial que influye negativamente en las democracias del mundo.

Maduro no es el heredero de Chávez sino de Raúl Castro; fue seleccionado para convertir a Venezuela en un país al servicio de Cuba, declaró Julio Borges. Quien también denunció que la represión contra las Fuerzas Armadas en los últimos tiempos está a cargo del aparato cubano, pues son los cubanos que interrogan y reprimen a los oficiales de las Fuerzas Armadas del país. También apuntó que la guardia personal de Nicolás Maduro es cubana. Los cubanos han monopolizado el entorno de Maduro en Miraflores.

El mismo martes 3 de abril por la noche, los tres representantes participaron en un acto público en el Instituto de Ciencias Políticas de París. Una nutrida concurrencia integrada por estudiantes, periodistas y personalidades francesas y venezolanas, acudió al anfiteatro en donde tuvo lugar el acto. Cada uno de los representantes opositores, expuso la situación que vive el país e hicieron hincapié en la trágica situación humanitaria que castiga hoy a la población. Admiten la necesidad urgente de que se encuentre la forma de aplicarle a Venezuela una cláusula que permita una intervención humanitaria.

De igual manera, los tres representantes hicieron hincapié en el mantenimiento de la unidad en el seno de la oposición, admitiendo al mismo tiempo la necesidad de contar con el apoyo internacional sin el cual no se puede llegar a una solución del grave conflicto venezolano.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES