Con qué dolarizaría Henri Falcón

-Entre las promesas electorales del candidato que enfrenta a Nicolás Maduro, está la dolarización de los salarios y la economía, ha recibido respaldo del economista Francisco Rodríguez y halagos de Steve Hanke del Instituto Cato

El candidato a la presidencia Henri Falcón, apoyado por el economista Francisco Rodríguez, ha planteado en el marco de su campaña electoral, que dolarizará la economía del país, como parte de una de sus ofertas, ha conseguido con esto, llamar la atención de voces importantes en el mundo, como la del economista Steve Hanke, asesor del proceso de dolarización de Ecuador, luego que en ese país se cayera en hiperinflación. El próximo 20 de mayo se llevaría adelante una elección presidencial convocada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), aunque el proceso ha sido declarado ilegal por la comunidad internacional, la OEA y ha sido rechazado por la ONU tener veedores en el evento, razón por la cual la Unidad Democrática se mantiene alejada de la posibilidad de participar, situación que Falcón ha aprovechado para asomar su candidatura por el partido Avanzada Progresista (AP), el cual anunció que mantiene una postura fuera de la coalición.

Llevar adelante un proceso de dolarización significa que se pretende implementar el Estado de Derecho y el orden. En todo caso, el proceso electoral anunciado, luce más a un acuerdo político para dar paso a una transición, una etapa de cambios radicales, que podría poner fin a la crisis económica y al sistema político actual. Un nuevo gobierno con un sistema dolarizado perdería de inmediato la posibilidad del señoriaje, que es la capacidad del banco central de emitir dinero cuando es necesario, aunque este mismo proceso es el que ha destruido la economía, al punto de dejar a los ciudadanos en 80% de pobreza, situación prevista. El oficialismo ha abusado de la emisión de dinero, sin controles, sin auditorías, sin supervisión de la Asamblea Nacional (AN), dar el paso siguiente, natural luego de una situación de hiperinflación, tal como ocurrió en Ecuador, en Panamá, requiere también de fuertes ajustes en el desempeño político, económico y social.

Lea también:  Régimen da la “espalda” a agricultores venezolanos a pesar de desplome en 75% de la producción

Dolarizar el país significa adoptar la moneda de EEUU como la de uso y circulación legal. Uno de los primeros pasos que tendría que dar un gobierno que recurre a esto, es reducir drásticamente el tamaño del sector público. La excesiva burocracia venezolana, se ha convertido en un gigantesco “elefante rojo” que se traga cualquier cantidad de presupuestos, y que no es productiva. Para mantenerla, el oficialismo ha utilizado el mecanismo de emisión de dinero, lo que se ha traducido en la inflación más alta del planeta, no conforme con esto, a través del “carné de la patria”, se emiten “bonos”, que es más emisión de dinero, para supuestamente ayudar a la población a enfrentar una “guerra económica”, que es parte del discurso que los factores oficialistas han creado para acusar a la oposición de la crisis económica.

Para llevar adelante un proceso de dolarización, el Estado tendría que reducir drásticamente sus nóminas, aunque es un proceso que se está adelantando, los bajos sueldos de la administración pública ha hecho que decenas de miles de trabajadores hayan renunciado a sus puestos de trabajo y hayan emigrado. Para mantener una nómina pública de apenas 1,5 millones de trabajadores, que sería reducir la actual en 70%, el gobierno requeriría ingresos al año de unos 2,7 mil millones de dólares para poder pagar salarios de al menos 150 dólares al mes en promedio por trabajador, sin que haya corrupción, con mucha disciplina fiscal para no caer en impagos y retrasos, actualmente Pdvsa por sí sola no tiene la capacidad de cubrir lo que significaría la demanda de divisas para una medida des estas, salvo que se esté pensando una reestructuración de deuda que Falcón, si llegara a ser presidente, tendría que negociar con la Asamblea Nacional y emitir un nuevo endeudamiento para un proceso de reconstrucción.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES