Resultó más arrecho

Julio Borges es un abogado nacido en Caracas y egresado de la Universidad Católica Andrés Bello en 1992, justamente el año cuando el comandante Hugo Chávez intentó derrocar al presidente legítimo de Venezuela, Carlos Andrés Pérez.

Como político ha sido diputado a la Asamblea Nacional (AN) por Miranda durante los períodos 2000-2005, 2010-2015 y 2016-2021 y este año se convirtió en el 8°presidente de la AN.

Su rostro comenzó a ser conocido a partir del programa “Justicia para Todos” que moderó en Radio Caracas Televisión a finales de los 90 y que algo tiene que ver con el partido que fundó como Primero Justicia.

Realizó Maestría en Filosofía Política y Social en el Boston College de Estados Unidos en 1994, así como otra Maestría en Políticas Públicas y estudios de América Latina en la Universidad de Oxford, en 1996 y fue profesor de la cátedra de honor en la Universidad Católica Andrés Bello.

Esta semana, Borges mostró su entereza frente a las pretensiones del Gobierno del presidente Nicolás Maduro de conseguir la firma de la oposición para un acuerdo contrario a todas las exigencias opositoras.

Para muchos fue un cambio a su actitud demasiado conciliadora mostrada hasta ese día.

En la tarde del miércoles en República Dominicana, Borges dijo al gobierno venezolano y al gobierno dominicano: “Nunca vamos a aceptar un acuerdo que signifique quitarle, recortarle o claudicar la democracia en Venezuela”.

El Gobierno se negó a analizar un documento muy detallado sobre lo más importante y relevante en poco plazo en Venezuela que son unas elecciones libres y justas e impuso su propio documento ante la opinión pública.

Lea también: Febrero decisivo

Borges emplazó al gobierno del presidente Nicolás Maduro a “que no cometa el paso absurdo de seguir convocando acciones unilaterales y elecciones unilaterales. Solamente con un proceso equilibrado, justo y transparente es que se puede tener confianza en una elección presidencial. Nicolás Maduro no es dueño de la democracia en Venezuela, son los venezolanos y deben ser respetados”.

El documento de fondo

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) publicó en la noche del miércoles el documento aprobado por unanimidad por los cancilleres de Bolivia, Nicaragua, San Vicente, México y Chile el 02 de diciembre de 2017 y que fue desconocido por la delegación oficial.

Según lo contenido en el documento del Gobierno y el de la oposición, publicados extensamente por Diario Las Américas, la fecha para las elecciones presidenciales, el reconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente y el levantamiento de sanciones económicas fueron algunos de los puntos donde discreparon ambas delegaciones.

Entre los puntos que destacan del documento presentado por la oposición y que fue pasado por alto por el régimen, se encuentran: “el otorgamiento de garantías democráticas” en el país, “la designación, a través del TSJ, en un plazo no mayor a las 48 horas, de los dos rectores designados en fecha 13 de diciembre de 2016 por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia” y el inicio del cronograma electoral “con la instalación de la Observación Internacional”.

“Se acuerda la reversión de las inhabilitaciones políticas a todos los dirigentes de la oposición, incluyendo a Henrique Capriles y Leopoldo López”, es otro de los puntos importantes señalados en el documento que entregó este miércoles la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a los acompañantes internacionales del diálogo.

Gobierno y Oposición acuerdan trabajar en la medida que el Gobierno avance en el otorgamiento de garantías democráticas en Venezuela, para que se revisen las sanciones que bloquean capacidades financieras del ejecutivo. Por tanto, se crea una comisión bilateral para las oportunas gestiones en la comunidad internacional.

El gobierno y la oposición ratifican los legítimos derechos de Venezuela sobre el territorio de la Guayana Esequiba, y resaltan su apego irrestricto al Acuerdo de Ginebra de 1966 como único instrumento jurídico válido para dirimir esta controversia territorial y alcanzar amistosamente el arreglo práctico y satisfactorio para ambas Partes.

Las Partes ratifican su respaldo firme a las acciones que emprenda la República Bolivariana en defensa de sus derechos soberanos sobre el Esequibo.”

Reconocimiento

La firmeza de Julio Borges y la delegación opositora comenzó a recibir reconocimientos el propio miércoles.

Jorge Roig, ex presidente de Fedecámaras, felicitó al diputado a la Asamblea Nacional Julio Borges y a la delegación opositora por no caer en “chantajes ni presiones” en las reuniones de diálogo en Santo Domingo, República Dominicana.

“Es tiempo para reivindicar la firmeza de posiciones de la delegación negociadora liderada por Julio Borges que no cayó en chantajes ni presiones para entregar los derechos de los venezolanos”, escribió Roig en su cuenta de Twitter.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES