23 de enero: Nace la democracia, nace El Nuevo País

El 23 de enero representa para Venezuela una fecha importante que ha dejado su huella en la historia de nuestro país. El mismo día, pero con varios años de diferencia: 1815, 1958, 1961 y 1988.

El 23 de enero de 1815, Simón Bolívar es nombrado Capitán General de la Confederación de la Nueva Granada. Se despide de los bogotanos para marchar hacia Cartagena y seguir a libertar a Venezuela. En 1958, es derrocado el dictador Marcos Pérez Jiménez, esta fecha se considera un triunfo para el pueblo democrático de Venezuela. Ese mismo día, pero de 1961 se promulga la Constitución Nacional y en 1988 nace El Nuevo País, un medio de comunicación social que se ha caracterizado por luchar en defensa de la libertad de expresión.

De la mano del reconocido periodista Rafael Poleo, quien ya venía desarrollando su labor periodística frente a la Revista Zeta (fundada en 1974), el primer ejemplar de El Nuevo País comenzó a circular el 23 de enero de 1988, posesionándose en el mercado, con el paso de los años, al mantener su línea editorial crítica al gobierno de turno.

“La edición se agota apenas abren los kioscos. Era uno de los dos diarios de información general con más ejemplares vendidos en todo el país. Su línea editorial, democrática y pluralista, se ha mantenido indoblegable desde su nacimiento”, expresó su fundador al recordar la inauguración de las rotativas.

Hoy con más de tres décadas seguimos apostando por Venezuela, a pesar de la censura del régimen y del cierre de algunos medios de comunicación social, El Nuevo País, junto a su fundador, continúa dando la batalla a fin de mantener informado a sus lectores.

En un inicio el diario salía en formato de tabloide, con impresiones gráficas a color, pero la crisis del papel, que ha afectado a muchos  medios, ha transformado su edición impresa en digital, en función de continuar ofreciéndoles a sus seguidores el acontecer nacional e internacional a través de sus portales del grupo Poleo: revistazeta.net y elnuevopais.net. La última edición impresa fue a finales del 2017, esperando retornar nuevamente a la publicación en papel en el primer trimestre de 2018.

“Si no fuera porque cada día de la semana tengo una tarea distinta que cumplir con Zeta y El Nuevo País, no tendría yo referencia alguna para saber en qué día vivo”, señaló Rafael Poleo en una oportunidad.

Luego de una larga trayectoria, este martes 23 de enero,  El Nuevo País arriba a sus 30 años.

Su fundador

Rafael Poleo es un periodista de trayectoria en diversos medios venezolanos. También emprendió su carrera política, desarrollando funciones como diputado y senador.

Debido a sus continuas opiniones políticas y denuncias contra la corrupción del régimen actualmente se encuentra en el exilio en los Estados Unidos.

En una entrevista nos comenta lo que ha representado este nuevo aniversario de El Nuevo País.

¿Qué significa para usted que El Nuevo País arribe a sus 30 años?

Rafael Poleo.- Desde niño soñé con crear un diario. A los 20 años, entré a trabajar en uno de circulación nacional, editando las noticias que llegaban por los teletipos (el de provincia y el internacional). Pronto me estrené como reportero de pezuña, lo que es realmente ser periodista. A los 23 años me tocó hacerlo todo dirigiendo El Mundo, lo cual hice por cuatro años antes de pasar a la televisión como director de los noticieros de Radio Caracas Radio y Radio Caracas Televisión. Estuve allí seis años, pero siempre soñando con fundar un diario. Para eso acepté una proposición de Armando de Armas y para él fundé 2001, que fue el primer diario a color en Venezuela. En 1974 fundé Zeta, la madre de El Nuevo País, el cual nació en 1958, hace 30 años y a 30 años del derrocamiento de la dictadura de Pérez Jiménez. Así que El Nuevo País es para mí la realización de un sueño sostenido a lo largo de toda una vida.

Durante estos años ¿qué ha sido lo más difícil para mantenerse a pesar de la censura del régimen?

RP.- Mi vida ha sido lucha y lucha, y el campo de batalla han sido los medios que he dirigido, siempre comprometidos con la libertad en todas sus dimensiones, así que esto no ha sido sino una batalla más por los mismos valores de democracia y libertad. Lo que ha sido este régimen no nos tomó por sorpresa. Se lo advertimos a los venezolanos desde que en 1974 denunciamos la dependencia de Chávez con respecto a Fidel Castro.

Debido a la falta de materia prima e insumos ve en un futuro la permanencia del periódico en  físico (papel).

RP.- En diciembre suspendimos la edición impresa para estudiar la situación. Concluimos en que reanudarla requiere una nueva estructura logística para mantener el flujo de insumos importados. Estamos en eso. De lo que puedes estar segura es de que “We will come back”.

– ¿Cómo ha visto el surgimiento del periodismo digital?

RP.- El periodismo digital ya es la primera fuente de información para la mayoría. El impreso será preferido por quienes además de la información buscan un análisis e interpretación de los hechos, para lo cual lo adecuado es el objeto impreso. Pero aún estos se valdrán de lo digital para la información inmediata.

¿Cómo ha sido la adaptación del medio a las nuevas tecnologías? Pasar del impreso a la web

RP.- El Nuevo País no ha pasado de impreso a web. Suspendió el impreso por una coyuntura económica que dificulta proveerse de papel, pero eso pasará.

¿Qué ha significado para usted estar fuera de Venezuela? El no poder volver al país

RP.- El destierro es parte de la vida de un hombre público en esta atrasada región del planeta que es América Latina. Este ha sido mi tercer exilio, y desde luego el más largo: está en su noveno año y durará diez.

¿Cuáles son sus planes a futuro para el medio? 

RP.- El Nuevo País regresará al mercado con recursos triplicados con respecto a los que tuvo hasta ahora, porque el recurso importante en esta industria es el talento, y al que yo pueda tener como editor de periódicos se unirán mis hijos Francisco y Helena, que son por lo menos tan buenos como yo.

– ¿Cómo vislumbra a Venezuela?

RP.– Pronto despertaremos de la pesadilla y Venezuela dará un salto hacia adelante en lo político y en lo económico. Sobre la tábula rasa dejada por el huracán se construirá un país para todos.

¿Por qué escogió una frase de Betancourt como lema de El Nuevo País, y por qué precisamente esa: “Este país de todos tenemos que hacerlo todos”?

RP.-Como estudioso de la Historia contemporánea de Venezuela y sin desmedro de otras figuras históricas, creo que la proposición de Betancourt para hacer un país civilizado en el campamento minero que nos legaron los libertadores es la más coherente y realizable que se ha formulado, y que la manera de emprender la tarea está en esa frase que incluyó en el primer discurso que como presidente pronunció ante Fedecámaras: “Este país de todos tenemos que hacerlo todos”.

Luego de estas palabras del editor del periódico, es importante resaltar que El Nuevo País no sólo regresará de manera impresa, sino que viene cargado para el 2018 con muchos proyectos que atraparán la atención de quienes les gusta estar bien informados.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES