. Crece optimismo guaro – Revista Digital

Crece optimismo guaro

Ayer jueves comenzó en Cara-cas y Barquisimeto la etapa semifinal de la temporada 2017-2018 del béisbol profesional de Venezuela y en la capital larense crecía el optimismo ante la posibilidad de un nuevo título.

 Sin duda alguna, esa será una de las peticiones a la Divina Pastora en su nueva visita a Barquisimeto este domingo con la tradicional procesión desde Santa Rosa.

Hay muchas razones para el optimismo creciente de los guaros y entre ellas destaca que se vengaron de las Águilas del Zulia al dejarlos en el camino, como los zulianos hicieron a los guaros en la temporada pasada. No solamente se trató de la venganza, sino de impedir que las Águilas aspiraran a repetir como campeones de la liga venezolana.

Cardenales y Caribes de Oriente fueron los primeros en pasar a la semifinal, mientras que sus rivales, Magallanes y Leones tuvieron que batallar extra juegos para conseguirlo.

Magallanes estuvo a punto de ser eliminado después  de perder su primera serie contra los Caribes de Anzoátegui, y el miércoles aprovechó que estaba descansado para imponerse 4-1 a los Tigres de Aragua en el estadio José Bernardo Pérez de Valencia.

Ese es otro detalle que aporta optimismo a los guaros de Lara y no lo ocultan en cada calle de sus principales ciudades.

Así que anoche debe haber comenzado a demostrar en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez la calidad con la que terminó la temporada regular dominando al resto de los equipos.

Caracas, por su parte, debe esforzarse para frenar a los aguerridos Caribes comenzando en el estadio de la ciudad universitaria en Caracas.

Un detalle

Después del juego del miércoles en la noche entre Tigres y Navegantes, comentan que el más adolorido era  “El almirante” Carlos García, quien después de ser despedido por los turcos terminó la temporada como manager de Aragua con la oportunidad de vencer  al equipo con el que obtuvo su único título como piloto en la temporada 2009-2010.

Resulta que la gerencia de Aragua, comandada por el presidente del equipo, Carlos Guillén, decidió despedir al experimentado estratega Buddy Bailey, quien estaba en su postemporada 12 en la pelota criolla buscando su séptima corona. Carlos García estaba como coach de banca y fue encargado de ser el mánager de los Tigres en los últimos dos juegos. El resultado es que no pudo superar a su antigua tropa.

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES