El desafío de incrementar la producción petrolera

El mandatario Nicolás Maduro, a finales del mes de noviembre, al nombrar al general Manuel Quevedo como nuevo presidente de la estatal de energía Pdvsa, solicitó aumentar la producción en un millón de barriles diarios.

Tenemos que aumentar por lo menos un millón de barriles más de lo que estamos produciendo hoy (…), se los pongo como meta. Un milloncito por ahora”, reseñó El Universal.

Esta solicitud la realiza Maduro ante la galopante caída que ha sufrido la producción petrolera en los últimos años. El economista y Director Capital de Market Finance, Jesús Casique, explicó a El Nuevo País que según el informe de la OPEP, “en noviembre de este año cerramos con una producción de 1.837.000 barriles diarios, mientras que en el año 2015 cerramos en 2.654.000 barriles, es decir que entre el año 2015 y noviembre del 2017 hemos perdido 817.000 barriles diarios  la producción petrolera”.

Según cifras de la OPEP, tan solo en los dos últimos meses  “la producción de Venezuela cayó en 248.000 barriles diarios. Unos 130 mil barriles en octubre y 118.000 barriles en noviembre”, agregó.

Responder a la solicitud de incrementar un millón de barriles diarios casi que de manera inmediata, es una misión un poco complicada.

Casique señala que si se desea aumentar la producción petrolera con la Faja Petrolífera del Orinoco, se tendría que aumentar los mejoradores. “Venezuela tiene 4 mejoradores actualmente. Cada uno mejora 200 mil barriles diarios, entonces el gobierno tiene que invertir en la construcción de 5 mejoradores y cada uno tiene un precio de 25 mil millones de dólares, por lo tanto 5 mejoradores serían 125 mil millones de dólares”.

Los cuatro mejoradores que actualmente tiene Venezuela son el de Carabobo, Ayacucho, Boyacá y el de Junín, señaló el economista.

Otra de las vías posibles para incrementar la producción es a través de los convencionales. “Con los convencionales tenemos 19 mil pozos maduros, que están localizados en Falcón, en el Zulia, Monagas, Anzoátegui, pero prácticamente no están produciendo petróleo… y esos pozos maduros están esperando la recuperación”. Según Casique, la recuperación de los pozos petroleros maduros requiere de una inversión de “50 mil millones de dólares para producir unos 200 mil barriles por año, eso significa que se requiere unos 5 años para tener el millón de barriles”.

En este sentido, se ve difícil que Venezuela pueda disponer de 125 mil millones de dólares en el primer escenario o de 50 mil millones de dólares en este segundo escenario para invertir y propiciar el incremento de la producción petrolera.

Adicionalmente, Venezuela tiene un problema con el número de taladros operativos que también dificulta el aumento de la producción a un millón de barriles diarios.

Para septiembre del 2013, Arabia Saudita tenía 80 taladros, mientras que Venezuela tenía 81 taladros, pero actualmente Arabia Saudita tiene 115 taladros y Venezuela solo dispone de 40 taladros.

Habrá que esperar los próximos pasos que dará la empresa petrolera con la finalidad de incrementar la producción en el país.

Faja Petrolífera para impulsar la economía

Por otra parte, este jueves el mandatario Nicolás Maduro firmó el decreto que declara como sustento material de la criptomoneda Petro al campo número 1 del Bloque Ayacucho de la Faja Petrolífera del Orinoco, para impulsar la economía venezolana y romper el cerco financiero, reportó AVN.

Al respecto indicó que “se generó la certificación de los 5.342 millones de barriles de petróleo en el Bloque Ayacucho, que sería en primera instancia el respaldo de la criptomoneda. Ya son 267 mil millones de dólares que respaldarán la primera emisión, que será anunciada en los próximos días”.

De esa manera, el Petro será la única criptomoneda en el mundo que cuenta con un respaldo certificado por las reservas energéticas y minerales de un país, destacó este jueves el vicepresidente sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez, informó AVN.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES