Eurodiputada Beatriz Becerra: “El Premio Sájarov es una herramienta de activismo político”

El Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia, que otorga cada año el Parlamento Europeo, es una bandera izada a media asta en defensa de los Derechos Humanos en el mundo. Durante nuestra cobertura especial desde Estrasburgo hemos conversado en exclusiva con la Eurodiputada Beatriz Becerra, del Grupo Liberal del Parlamento, quien fue la impulsora de la candidatura que resultó ganadora del Galardón.

Ella ha sido una fiel acompañante de todo el proceso que ocurre en Venezuela, de la grave crisis que azota al pueblo, de las violaciones de DDHH, de las prisiones injustas, de los exilios forzados. Ha seguido muy de cerca los casos de Leopoldo López, Antonio Ledezma y Daniel Ceballos, pero también los de los cientos de estudiantes presos y de personas torturadas. Su propuesta parlamentaria individual, como eurodiputada independiente, fue que el Premio Sájarov fuese otorgado este año a los presos políticos venezolanos y con esa propuesta debatió con todo el que fuera necesario hasta lograr los acuerdos indispensables para que los venezolanos pudiéramos estar hoy aquí.

El procedimiento par la elección del ganador del Premio, es bastante largo, ya que es muy difícil decidir entre muchas situaciones complicadas, quién lo necesita más. Porque merecerlo, lo merecen todos los postulados. Beatriz Becerra nos ha contado cómo se toma esta decisión. “El trámite que requiere el Premio Sájarov para ser concedido por el Parlamento Europeo es complejo y lleva un proceso de 6 meses. Cada año se abren las candidaturas y se pueden presentar a partir del primero de julio. Ese es el momento en el que los eurodiputados podemos individualmente plantear opciones/candidaturas en nuestros grupos políticos, y fue precisamente en ese momento en el que la situación en Venezuela estaba en un punto especialmente grave, después de 3 meses en las calles, después de multitud de muertos a manos de las fuerzas de represión de Maduro, sabíamos que Leopoldo López estaba denunciando torturas, llevaba en aislamiento sin poder recibir a su familia prácticamente 40 días, y fue en ese momento cuando yo decidí presentar la candidatura de los presos políticos en Venezuela señalando de manera muy concreta a Leopoldo López porque era imprescindible utilizar ese recurso, ese instrumento de activismo político que es el Sájarov para ponerlo en la agenda y que nadie pudiera mirar hacia otro lado”, nos contó Becerra.

Y así comenzó el trabajo parlamentario. “A partir de ese momento, lo que se hace dentro del Parlamento es buscar apoyos para que la candidatura que tú presentas sea la candidatura de tu grupo. Yo lo que hice fue dentro, de mi grupo, el Grupo Liberal, buscar consenso, buscar apoyo y tener muchas conversaciones, de tal forma que cuando llegó el momento de votar dentro del Grupo Liberal a las  distintas candidaturas que había, la que yo había presentado, la de los presos políticos venezolanos, fuera la que tuviera un apoyo mayor, con lo cual se convirtió en la candidatura del Grupo Liberal, que fue además el primer grupo que decidió su candidatura para este año, porque lo teníamos claro”.

La negociación es la clave del trabajo parlamentario. La eurodiputada lo sabe muy bien y lo ha utilizado, en esta ocasión, en favor de la Democracia y la Libertad en Venezuela. “Ese proceso fue complicadísimo, tuve muchísimas conversaciones con diputados de todos los grupos, pero especialmente con el Grupo Popular”, que estaba proponiendo dar el Premio Sájarov a la Oposición venezolana refiriéndose, sobre todo, a los diputados que fueron silenciados a través de la Asamblea Nacional cuyas competencias fueron eliminadas por el Tribunal Supremo de Justicia venezolano. “Entonces lo que hicimos fue una candidatura única porque el objetivo era que el Premio Sájarov fuera para Venezuela y el espíritu es premiar a la resistencia democrática, la resistencia que está incorporada en muchos ámbitos, como los electos democráticamente y también en los presos políticos y en todos los estudiantes que han estado en las calles”, explicó.

“Después, antes de la siguiente votación que se hace con los miembros de las Comisiones de Exteriores y de Desarrollo – únicamente con ellos – en ese período de tiempo lo que tienes es la posibilidad de negociar con otros grupos políticos para que te apoyen, para que cuando llegue ese momento de la votación la mayoría de esos miembros voten por tu candidatura, de tal forma que se conviertan en una de las tres finalistas que salen de ahí, que este año fueron Lolita Chávez, de Guatemala; Dawit Isaak, de Eritrea y la Oposición venezolana. La última decisión se toma en la conferencia de Presidentes que está formada por el Presidente del Parlamento y los Presidentes de los grupos políticos. Entonces ahí, sobre los 3 finalistas, se decide quién es el ganador”, apuntó Becerra.

Becerra insistió en la importancia de este Premio y lo que significa para los galardonados. “Por un lado hay que tener en cuenta que, desgraciadamente, hay tantos candidatos extraordinarios que se merecen el Premio Sájarov, que solamente el hecho de decantarse por impulsar una candidatura ya es muy difícil, y sobre todo aquellos que como yo trabajamos en DDHH, en mi caso con más responsabilidades desde la Vicepresidencia de la Comisión, y estamos todos los días expuestos a la infinidad de casos de vulneraciones de DDHH, de libertad de conciencia, de libertad de expresión, es dificilísimos porque somos los que tenemos un contacto de piel permanente e incluso personal con ellos; es muy difícil decir: apuesto por este”.

Pero ¿cuál es realmente el valor de este Galardón? Beatriz Becerra aseguró que: “Para mí el Premio Sájarov es una herramienta de activismo político porque significa un reconocimiento de altísimo nivel con una visibilidad extraordinaria cuyo proceso dura 6 meses, lo cual te garantiza estar en esa agenda del Parlamento Europeo durante todo ese tiempo. Implica también una dotación económica con lo cual estás contribuyendo de manera tangible a una causa determinada, e implica también el compromiso de por vida del parlamento de proteger a ese premio Sájarov; porque son defensores de DDHH y es nuestro compromiso y ese activismo tan integral solo se puede llevar a su máxima expresión si lo trabajas de forma cotidiana y muy intensa. No es algo que ocurre un día en la entrega de premios, viene el ganador, nos emocionamos y nos hacemos fotos, eso es un momento solo; pero todo el camino es lo importante”, aseguró.

A Maduro no le importa nada… pero “está pendiente”

La eurodiputada nos ha explicado que el Premio le da a los galardonados una protección ante su propio gobierno y ante el mundo entero, lo cual nos ha hecho preguntarnos -y preguntarle- si cree que Maduro respetará de alguna manera este significado o si se quedará en algo simbólico solo para la Oposición, sin que pueda tener un efecto real. “Nicolás Maduro no respeta absolutamente nada que tenga que ver con la democracia ni con los DDHH, es decir, hablar de respeto y de Nicolás Maduro son conceptos antitéticos, es imposible plantearlos; pero lo que yo estoy convencida es de que él está siguiendo de manera muy cercana todo lo que está ocurriendo esta semana aquí, de que sabe perfectamente lo que significa y cuánto alcance tiene, y sabe también que este Premio Sájarov es el reconocimiento de que todos los ciudadanos europeos apoyan a Venezuela, apoyan su proceso de recuperación de la democracia y la libertad. Eso es lo que significa el Sájarov; no es un premio de unos señores que se reúnen, es el premio que dan los representantes de los europeos, es decir, todos ellos y en un momento en el además estamos comprometidas todas las instituciones y ultimando los procesos, dentro de las complicaciones que pueda haber, para algo que sí le importa mucho a Nicolás Maduro, que son las sanciones”, dijo.

Justamente sobre las sanciones queríamos también indagar con la eurodiputada que ha seguido muy de cerca este asunto. ¿Es posible que la entrega de este premio influya de alguna manera en la definitiva toma de decisión sobre las sanciones individuales de la UE a funcionarios venezolanos? “Influir no, acompaña y forma parte de todo ese acuerdo general que hay. La definición específica de las sanciones, en qué se concretan y contra qué individuos va, es algo que está en el Consejo Europeo, es decir, los Estados miembros y el Servicio Exterior. Eso es algo que quiero remarcar muy bien, el servicio Exterior. La decisión sobre en qué consisten las sanciones que están referidas a congelación de activos y suspensión de visados los países miembros de la UE están de acuerdo, pero el servicio Exterior tiene que hacer su función y no bloquear ni obstaculizar esta toma de decisiones y su implementación. Yo creo que hay una conciencia clara de que el siguiente horizonte que se ha planteado Maduro dentro de su deriva totalitaria es esa convocatoria de elecciones presidenciales a las que se va a presentar, para las cuales quiere barrer e inhabilitar absolutamente a cualquier otro candidato, quiere mantener esa comisión electoral de cartón piedra y quiere crearse un país a su medida para seguir utilizando la miseria que ha creado para mantener su poder a base de “carnet de la patria”. Eso es lo que quiere hacer, ese es su plan, y eso va a pasar en 3 o 4 meses, no sabemos, es decir, ese mensaje, ese aldabonazo que es tocar la línea de flotación que es el dinero, tiene que hacerse ya, y yo confío en que se hará el mes que viene”, aseguró Becerra, con tono firme y esperanzador.

Finalmente, la europarlamentaria envió un mensaje a la oposición que hoy es galardonada en Estrasburgo. “Mi mensaje, que es el de los europeos, es UNIDAD, no porque sea solamente un deseo o la buena fe que debe acompañar, es porque es la única opción. Solamente unidos toda la oposición democrática puede conseguir acabar con este régimen que está destruyendo al país. La unidad es una obligación, no es un deseo, no hay ningún tipo de disonancia interna, de diferencia ideológica que justifique dejar una mínima fisura o una brecha para que Maduro y su régimen metan una cuña, y es lo que ha intentado hacer, ese es su objetivo: fragmentar, pero esa fragmentación tiene que ser absolutamente imposible para él; la cohesión y la consolidación de ese empeño común frente al destructor de Venezuela tiene que darle la razón de ser a la oposición y eso se hace no solo con respeto a las instituciones y a los planteamientos democráticos, se hace también desde un punto de vista personal, porque son las personas de la oposición democrática las que encarnan las necesidades, los deseos y los derechos de los venezolanos, y esas personas que ejercen esa representación de los venezolanos en la oposición no se pueden permitir ni una sola debilidad, ni un solo personalismo; su obligación máxima es ser un bloque inexpugnable frente al destructor Maduro y esa es la opción que tiene Venezuela”, finalizó.

Lorena Arraiz Rodríguez

Founder&CEO LaEstrategiCom. Consultora Política y Comunicacional en Iberoamérica. Especialista en Análisis de Discurso y Diseño de Campañas Electorales. Periodista. Máster en Ciencia Política.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES