. Venezuela se mantiene en un default extraño – Revista Digital

Venezuela se mantiene en un default extraño

El economista y Director Capital de Market Finance, Jesús Casique, en entrevista para El Nuevo País y la Revista Zeta, explicó que Venezuela se ha mantenido en un evento con default selectivo que a su parecer es un default que se podría considerar extraño “porque el gobierno ha venido cumpliendo los compromisos luego de los períodos de gracia… hay que esperar que evolucionen los días y que ocurre en el mercado, porque cada vez que hay default el gobierno paga”.

Con esta situación, Casique considera que a Venezuela no le conviene permanecer en default de ninguna forma, sin embargo en los últimos compromisos los pagos se han efectuado posterior a su vencimiento.  “La semana pasada, Standard & Poor's (S&P) bajó la calificación de Venezuela a un default selectivo, lo que afecta los precios de los bonos” añadió.

El régimen, hasta el día viernes, no “habría efectuado los pagos y la situación actual es que hay un período de gracia ya vencido, está el default de Venezuela 19 con un 96,7 millones de dólares, el Venezuela 24 con 102,9 millones de dólares, el default de PDVSA 27 con 80,6 millones de dólares, Venezuela 25 con 61,1 millones de dólares, el default de Venezuela 26 con 176,2 millones de dólares, para un total de 517,5 millones de dólares en cupones vencidos” indicó el economista.

Adicionalmente, hay que destacar que “el 26 de noviembre se vence el período de gracia del PDVSA 20 con unos 143,1 millones de dólares y el día 27 de noviembre el PDVSA 22 por 90 millones de dólares, para un total de 233,1 millones de dólares en total en período de gracia”, destacó Casique.

Lea también: Declaración de default activaría nuevos procedimientos financieros

Por otra parte, entre el 2 y el 17 de diciembre se tiene estipulado el vencimiento del período de gracia de los bonos de PDVSA 17, Venezuela 23, Venezuela 28, PDVSA 26, PDVSA 24, PDVSA 21 y PDVSA 35, para un total de 769 millones de dólares, según Rendivalores.

El Director Capital de Market Finance, señaló que este jueves,  “los bonos PDVSA  cerraron en promedio con una caída de 5,2% y los soberanos tuvieron una caída promedio de 3,5%. Evidentemente esto afecta y genera ruido en los mercados, que paraliza la inversión y afecta el riesgo país”.

Asimismo, este jueves según la fuente de ambito.com, “el riesgo país de Venezuela cerró en 4.608 puntos y después de Venezuela está Ecuador como segundo país con mayor riesgo con 517 puntos y en tercer lugar está Ucrania con 452 puntos. Esto evidencia una degradación de la economía venezolana que afecta los mercados y la imagen de Venezuela en el resto del mundo” indicó Casique.

El economista, con respecto a la reestructuración realizada la semana pasada de la deuda con Rusia, señaló que Venezuela lo que está haciendo es “correr la arruga”.

Depende de los bonistas ejecutar acciones legales

Casique explicó que los bonos que se emiten presentan diferentes cláusulas y que al estar en default existe la posibilidad de que los bonistas puedan ejecutar algún tipo de “demanda legal contra PDVSA”, por el incumplimiento de los compromisos adquiridos con los bonos. El economista afirma que hay que esperar y ver cómo se comporta el mercado, pero “los acreedores de los bonos serán los que van a terminar de tomar la decisión de si van a realizar o no un proceso jurídico contra PDVSA”.

Indicó que la cláusula de Acción Colectiva, que “permite a una mayoría de acreedores acordar los términos de una  reestructuración de la deuda y es vinculante para todos los tenedores de bonos,  lo poseen los bonos de la República y los instrumentos de PDVSA no lo poseen”.

Igualmente, explicó Casique que existe la cláusula Cross default que es “cuando un deudor entra en una situación de evento de default o en suspensión de pagos y todos los otros acreedores que tienen la cláusula cross default en sus contratos pueden iniciar el proceso de pedir de vuelta su préstamo de forma inmediata”.

Finalmente, la Acceleration Clause “que enumera las condiciones donde los acreedores podrían pedir de vuelta sus préstamos de forma inmediata, incluyendo los mencionados anteriormente. Como cualquiera de estos causaría que todos los otros acreedores también podrían adherirse”.

Sin embargo, para Casique el caso de Venezuela es un caso complejo, y cree que “es factible que el gobierno antes de que termine el año cancele todo lo que está vencido”.

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES