Magistrados del TSJ: Presos no servimos de nada a Venezuela

El pasado 22 de julio a solo 24 horas de haber sido designados magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por la Asamblea Nacional -con mayoría opositora- los abogados y profesionales que sustituirían al “brazo justiciero” del régimen se vieron obligados a salir de Venezuela y refugiarse en Colombia, Florida y Chile.

Las amenazas de funcionarios del régimen y la declaración de Nicolás Maduro en las que anunció “serían procesados por traición a la patria y usurpación de funciones” quienes fueron juramentados por la AN, además de la detención de Ángel Zerpa, uno de los jueces principales de la Sala Político Administrativa, fue lo que impulso a los magistrados a exiliarse, convirtiéndose en “perseguidos políticos”.

Pedro Troconi, magistrado principal a la Sala de Casación Penal, detalló a El Nuevo País y la Revista Zeta, que no pensaban salir del país, ellos se habían reunido la mañana del sábado 22 de julio para visualizar las diferentes opciones de cómo “tomar el Tribunal Supremo de Justicia” siendo ahora los nuevos magistrados. Pero en la tarde de ese mismo día les fue informado que Zerpa había sido capturado.

Ante esta situación y con una idea clara “presos no le servimos de nada a Venezuela”, los magistrados buscaron ayuda en embajadas y otros como Troconi salieron del país, durante una semana se escondió y viajo a Cucuta donde se reunió, junto a otros colegas, con los funcionarios de migración Colombia, quienes los recibieron en condición de turistas.

Contó que en vista de que las amenazas aumentaron con su salida del país, se vieron obligados a sacar a sus familias también de Venezuela y llevarlas con ellos. Recordó que Diosdado Cabello amenazaba con poner en acción la operación tun tun y visitar los hogares de los magistrados.

Por su parte el magistrado, Tony Marval describió su salida del país como “seis horas de angustia y desesperación”. Él logró en una lancha pequeña escapar de Maduro a través de las costas venezolanas hasta Aruba, y luego siguió su camino hasta Florida, donde al igual que Troconi fueron recibidos en calidad de turistas.

Marval aseguró que ninguno de los magistrados juramentados por la Asamblea Nacional, cometió los delitos de traición a la patria o usurpación de funciones como quieren hacer ver desde el régimen.

“Tenemos una misión, restituir el orden constitucional en Venezuela”, dijo.

Asimismo, Alejandro Rebolledo, a pesar de no querer dar muchos detalles sobre quién lo ayudo o cómo salió de Venezuela, dijo que no tuvo que pasar ninguna travesía, salió por una de las fronteras con Colombia solo mostrando su pasaporte.

Los magistrados una vez salieron del país conversaron con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro y con los expresidentes de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) denunciando los delitos de lesa humanidad que ha cometido el régimen de Nicolás Maduro.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES