Gerardo Blyde: El voto no existe si no lo expresas

Dieciséis días separan a la oposición venezolana congregada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de uno de los retos más importantes que ha tenido en estos 18 años de gobierno “chavista-madurista”.

De cara a las elecciones regionales de este 15 de octubre, el mayor reto de la alianza opositora es combatir la abstención y “racionalizar” un voto en un país sumamente emocional.

Lea también: MUD tiene las baterías enfiladas sobre las inconsistencias del Registro Electoral

Parte de este reto cayó sobre los hombros de Gerardo Blyde, actual alcalde de Baruta, quien coordinará la campaña nacional con la que la MUD aspira y espera ganar la mayoría de las gobernaciones. Una aspiración que necesitan para soportar el argumento de que son mayoría.

Blyde estará al frente de una campaña atípica, difícil y clave junto a Liliana Hernández. Ambos aseguran que el 15 de octubre no es la batalla final ni mucho menos un “todo o nada”. Solo es “un paso más”.

-¿Cómo estará orientada esta campaña entendiendo el corto tiempo y la coyuntura en la que se dan estas elecciones?

GB: no la concebimos sino como parte de la lucha democrática. Un paso más en la lucha por el rescate de la democracia. No es el tablero en el que quisiéramos movernos pero es en el que nos toca.

Una persona como yo que siempre he sido defensor del orden constitucional del derecho y reglas enfrentarse a una campaña donde las reglas no están preconcebidas ni prefijadas sino que pueden ser subvertidas y cambiadas en el camino es muy complejo. Pero las realidades políticas imponen que uno debe luchar en ese terreno si ese es el que toca.

Por eso nuestro lema de campaña es “protesta con tu voto”. No es otra cosa que transformar la lucha democrática en buscar votar.

Es un compromiso de los demócratas. No tenemos otra arma que el voto.

Muchos piensan que el voto es como un objeto material y que, no lo voy a dar porque me lo pueden robar. Eso no es el voto. El voto no existe si no lo expresas.

Para que te lo quiten con fraude o trampa tienes que ir y ejercerlo sino , el que pretende hacer un fraude no tiene necesidad de hacerlo y se legitima.

-Si no es una fiesta electoral, ¿qué es?

GB: Es una campaña muy distinta cuyo primer objetivo, evidentemente, es razonar sobre el por qué es importante votar. Todo lo que significa campaña tierra, le corresponde a los comandos regionales y candidatos.

A nosotros nos toca coordinar los mensajes gruesos de la campaña. Los transversales. Los que nos hace a los venezolanos entender la necesidad de propiciar este cambio. Esto no va a producir el cambio de Maduro. No podemos engañar a la gente. Ahora, sí le vamos a dar una inmensa derrota política si salimos a votar masivamente, de eso no hay ninguna duda.

-¿Sería una derrota política y simbólica para el oficialismo?

GB: Repetir las consignas y amenazas del gobierno que responden a su evidente estrategia de producir la menor participación posible, es hacer en ese juego y no lo vamos a hacer. Yo no pretendo hacer como centro de campaña las amenazas que puedan proferir desde el gobierno para desalentar el voto.

El costo político para el gobierno de sacar a uno o varios gobernadores recién electos con los votos del pueblo, bueno lo tendrá que pagar porque ningún candidato reconocerá a la Asamblea Nacional Constituyente. Eso no esta en la Constitución. Así que, ya veremos cómo cruza ese río el gobierno.

Además, en el país no hay dinero. Los que están haciendo promesas falsas son precisamente estos gobernadores, que además, repiten y los candidatos del gobierno. Todos los estados del país están con deudas a sus trabajadores.

Nuestro elector no es tonto. Además, todos estamos concientes que ocupar un cargo publico hoy en día es ser objeto directo de los ataques del gobierno y terminar preso, inhabilitado, exiliado, etc. La sociedad civil ha puesto mucho la carne en el asador pero también lo ha hecho la clase política.

Esto es una lucha contra la hegemonía del poder. Contra el centralismo que, cuando dejamos de ir en 2005, aprobaron todas las leyes comunales que le quitaron los recursos a las regiones. Allí empezó el centralismo. Por una política errada de no participación.  Tenemos que demostrar que somos mayoría y adicionalmente, tener espacios de poder importantes para cuando logremos cambiar a Maduro.

Vamos a respetar a quien decida abstenerse pero los invitamos a reflexionar con nosotros a que, quizás es mejor, movilizarnos y aunque no le guste y tenga críticas, ningún error es peor que el error histórico de tener a Nicolás Maduro en Miraflores.

Los ciudadanos sancionamos con votos. En democracia, se sanciona votando.

-¿Considera que esta campaña tiene un obstáculo a superar como lo es la molestia y frustración de los mismos opositores?

GB: El gobierno esta perdido si el pueblo sale masivamente a votar. El gobierno es poderoso porque tiene copada la institucionalidad. Son cosas distintas. Cuando no se es demócrata, utilizar la institucionalidad y el poder para mantenerse en el. No disminuimos la dimensión del adversario y el adversario es Maduro y sus candidatos.

El trabajo de convencer es un trabajo de racionalidad que en campañas no es usual. Por eso esta es una campaña atípica. Generalmente se mueven con emocionalidad. Aquí, la emoción de los venezolanos esta convertida en desesperanza. El razonar con el ciudadano y que entienda que es parte de la lucha, parte del camino , es el reto.

-¿Manejan posibles números de participación?

GB:  Según lo que hemos recogido, en este momento estamos cercanos a los niveles de participación de cualquier proceso de elecciones regionales. Estamos hablando de un 50-60 % de participación. Eso no es malo. Ahora, si entendemos que hay que propinarle una gran derrota al gobierno, eso puede subir mucho.

Además., no solo nos vamos a medir así. También por el número de votos.

Además, hay un sentido de liberación. Piensen cuántas personas trabajan en gobernaciones y son obligadas a marchar o a estar en actos públicos.

-¿Esta el venezolano, con todo lo vivido estos años, preparado para una campaña racional y no emocional?

GB:  Creo que más que nunca. El gobierno fue muy astuto en hacernos pasar de un luto producto de lo vivido en las protestas y de inmediato, convocan a las elecciones y de inmediato las adelantan y obligan a la oposición a pasarse a ese tablero de juego y no dio tiempo de pasar ese luto.

A mi también me costó mi tiempo aceptar que íbamos a elecciones y aceptar coordinar el comando. No podemos cometer tres veces el mismo error.

-En esa astucia del gobierno, también deja entrever que están aceptando tácitamente la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) ya que fue la que adelanto las elecciones. ¿Cómo contrarrestar ese discurso si ustedes niegan tal reconocimiento?

GB: Te repito. Ese es el discurso del gobierno en su estrategia para desalentar.

-Pero cala.

GB: Los reconocimientos nunca son tácitos. Y menos en derecho y en política. No es que la ANC fraudulenta adelanto la convocatoria. Es que esa convocatoria tuvo que haberse celebrado el año pasado. Nadie nos esta adelantando nada que no nos tocaran. Es que ellos están retrasados.

No hay reconocimiento a nadie. Adelantaron por una jugada política. Creyeron que, si se hacía a finales de año la oposición podía recuperar el ánimo de la gente.

-En cuanto a las garantías y las sustituciones, ¿qué acción tomará la MUD entendiendo que, de no aceptarlas el CNE, podría generar votos nulos?

GB: La sustitución es un derecho. Los electores no se pueden quedar sin candidatos sino no hay elección. El derecho a postular de las organizaciones políticas también es un derecho. Si el CNE no acepta las sustituciones, no solamente estará violando la ley sino que elevará el costo político. Nosotros estamos preparados, listos para lanzar una campaña para enseñar a votar en cada estado.

Fíjate que vergüenza ir a una elección con esta dos estrategias: uno, confío en que no van a participar. Dos, confío en que no habrá sustituciones para que la gente se equivoque y su voto sea nulo.

-En cuanto a las inconsistencias, la oposición ha denunciado una incongruencia entre la data con la que se convocó a la elección y la que aparece en las máquinas. Y que esta diferencia se encontraría focalizada en Táchira. También, han denunciado el cierre de centros y la creación de otros sin que se informara, ¿Cómo darle garantías a sus seguidores ante estos hechos?

GB:  Uno, ya en la página web de la Unidad tenemos la data completa por lo que cada elector puede chequearse y ver si su centro fue cerrado. Los comandos municipales se están encargando de informar. Igual haremos una campaña nacional para que las personas se busquen.

Con respecto a la diferencia en la data, fue la oposición al que hizo esa denuncia. En este caso, nuestros técnicos están analizando la situación especifica de esas personas en Táchira para verificarlas. Hicimos el reclamo ante el CNE y no hicieron nada.

Dependen de la afectación real, tomaremos otro tipo de medidas.

En cuanto a cómo garantizamos, a veces suena a que somos los políticos, los que somos públicos tenemos la posibilidad de dar una garantía. La garantía no somos nosotros. La garantía son esos miles de testigos voluntarios que están trabajando ya y entrenándose.  Incluso, tenemos más testigos dado los centros que se cerraron. Ellos son los garantes. Los héroes anónimos.

-En ese “hablarle claro a la gente”, hay un hecho que fue real y fue las pugnas internas. Específicamente en Aragua y Amazonas, en donde se acusó al candidato ganador de tener vínculos con una banda delictiva, ¿cómo se manejará eso?

GB: No es mi competencia lo sucedido en las primarias. Evidentemente, hay ruidos. No es mi trabajo meterme dentro de los partidos. Ya los jefes políticos están hablando y les pedí que hagan lo necesario para superar eso. Ojala que la racionalidad se imponga.

-Después del 15 de octubre, ¿qué?

GB: Para mí, no existe escenario en el cual no salga victoriosa la oposición. Al menos que haya un fraude gigantesco.

-Para usted, ¿qué y con cuántas se es victorioso?

GB: Yo no hablo de numero de gobernaciones por lo siguiente. Yo he sido critico de ponernos metas o fechas fatales. Te puedo decir que tenemos una base. Maduro dijo hace unos días que iban a ganar 10 gobernaciones. Entonces ya tenemos 13. Hoy tenemos tres. De allí para arriba, todo lo que le quitemos al oficialismo es ganancia.

Además, no solo es el número de gobernaciones. También es el número de votos que se obtengan cuando se compute al país y el número de habitantes que van a gobernar los candidatos electos de la Unidad que, seguramente serán el 80-90 % del país.

Vamos a conformar unos comandos en defensa del voto y un comando nacional antifraude para determinar, en caso de que el gobierno decida hacer un fraude masivo como se hicieron así mismos, cuáles acciones se van a tomar.

-Después del 15 de octubre, ¿ la oposición será más fuerte?

GB: Si votamos, será mucho más fuerte. Si no votamos, habremos perdido la oportunidad de fortalecernos y reunificarnos.

Lea también: Estudiantes asumen con cautela diálogo entre la oposición y el régimen

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES