Transición venezolana ajusta Asamblea en Europa

Con la ausencia de Lilian Tintori y acompañado del diputado y vicepresidente del poder legislativo Freddy Guevara, el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges impulsó una gira por España, Francia, Alemania y Gran Bretaña, cuyo principal objetivo era mantener la presión internacional hacia el régimen de Nicolás Maduro y la fraudulenta Asamblea Constituyente, en aras de propiciar el cambio político en Venezuela. En todos los países visitados, existen activos movimientos locales de la extrema izquierda que presentan al chavismo/madurismo como un ejemplo a seguir, lo que explica la visibilidad acordada por los gobiernos europeos a los representantes de la Asamblea Nacional y la situación real que sus declaraciones revelan sobre la devastada economía venezolana y la violación de los Derechos Humanos. De allí también, el firme apoyo que los dos representantes de la democracia venezolana encontraron en los gobiernos que visitaron.

Las dos principales autoridades de la Asamblea Nacional, el presidente Julio Borges y el vicepresidente Freddy Guevara, han iniciado esta semana una gira europea, entrevistándose con los principales líderes de Francia, España Gran Bretaña y Alemania, para dar a conocer la alarmante crisis democrática y humanitaria en Venezuela.

Un punto clave de la gira europea de Borges y Guevara fue Francia, primera parada de la gira europea y país que hasta hace poco había mantenido una prudente distancia con respecto a la crisis venezolana. No obstante, el reciente cambio de gobierno en París también ha sido significativo en lo concerniente al tratamiento de la crisis venezolana.

En París, los representantes venezolanos se reunieron con el presidente Emmanuel Macron en el Palacio del Elíseo, así como con el presidente de la Asamblea Nacional francesa, François de Rugy, y el presidente del Senado, Gérard Larcher. Este último es partidario de adoptar sanciones europeas contra el régimen de Maduro.

La semana pasada, Macron había realizado una inédita declaración calificando de “dictadura” al régimen de Maduro, y mostrando su alarmante preocupación por la crisis humanitaria venezolana. Precisamente, Borges y Guevara instaron en París a la apertura de un “canal internacional humanitario” para Venezuela.

Como en el caso español con PODEMOS, las razones francesas pueden también deberse a la presencia en ese país de políticos simpatizantes con Maduro y el chavismo, como es el caso del líder izquierdista Jean-Luc Mélenchon, del movimiento “La Francia insumisa”. Ello acrecienta las posibilidades de que la crisis venezolana tenga algún tipo de impacto en el acontecer político galo.

En este sentido, Francia ha mostrado su disposición a erigirse como mediador clave para la resolución de la crisis política venezolana, a través de una plataforma internacional que incluya a países de Europa y América Latina.

En Madrid, siguiente parada de la gira europea, Borges y Guevara sostuvieron una reunión con el presidente de gobierno Mariano Rajoy, en el Palacio de la Moncloa. Borges enfatizó que “el objetivo es obligar al Gobierno (de Nicolás Maduro) a negociar, no para quedarse en el poder como quieren ellos sino para que haya una transición democrática”.

Por su parte, Rajoy, inmerso actualmente en la crisis política motivada por las aspiraciones secesionistas catalanas, se comprometió a aplicar “sanciones selectivas” a los responsables de la represión en Venezuela. Durante esta visita, Rajoy reiteró que España no reconoce la asunción de competencias legislativas por parte de la Asamblea Constituyente, considerando a la Asamblea Nacional como la depositaria exclusiva del poder legislativo en Venezuela.

Este miércoles 6, Borges y Guevara estuvieron en Berlin, donde fueron recibidos por la canciller alemana Angelia Merkel y siguieron su recorrido hacia Londres, donde la primera ministra británica Theresa May al recibirlo, reiteró, al igual que su colega germana, fue igualmente explícita en materia a las sanciones que apoyará en un intento de restablecer la democracia en Venezuela. Con ello, la gira de los máximos responsables de la Asamblea Nacional venezolana completaba una serie de visitas de alto nivel con los principales representantes del eje del poder europeo, aunando esfuerzos orientados a propiciar una transición democrática en Venezuela.

Entrevistas de Freddy Guevara en Francia 

Por Jurate Rosales

En Francia, Freddy Guevara dio dos entrevistas en dos medios de muchísimo peso como lo son el semanario l´Express y el diario Le Monde. La juventud y frescura del vicepresidente de la Asamblea Nacional, no permitía dudar de la espontaneidad y veracidad de sus palabras, siendo cada una un golpe certero asestado al doble movimiento de la extrema derecha chavista de Mélanchon de los “Insumisos”, pero también sorpresivamente a la derecha en la persona de Dominique de Villepìn, (ver el artículo de Elizabeth Burgos en esta misma revista), ambos grandes defensores de los méritos de Maduro. Debe haber sido un golpe duro a ambos, la frase con la que la revista tituló su conversación con Guevara: “Afirmar que la oposición venezolana es de la derecha es una idiotez”, y de desgranar el abanico de los partidos que conforman la MUD, para mostrar que en Venezuela, la mayoría de los partidos de oposición son de centroizquierda, o izquierda a secas. Uno imagina el estupor de un público francés nutrido día tras día con la propaganda de Maduro acerca de su lucha contra “la derecha”.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES