Magistrados buscan sanciones contra el régimen en la justicia internacional

El abogado y magistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Antonio Marval aseguró en entrevista exclusiva a El Nuevo País y Zeta, desde Miami, que todas las nuevas autoridades judiciales de Venezuela, designadas por la Asamblea Nacional (AN) se convertirán en los obreros de la reconstrucción de la patria.

“Vamos a devolverle a Venezuela la credibilidad en el Poder Judicial para que se rompan las cadenas del opresor (Maduro), siendo una patria  de justicia, democracia y donde no existan presos políticos”, expresó Marval, al insistir que este mismo año, el régimen venezolano podría atravesar diversos escenarios políticos por sus acciones que carecen de legalidad y colocan al país “en un panorama de  autoritarismo y totalitarismo que oprime al pueblo”.

Puntualizó que todos los magistrados reconocen al régimen como una “dictadura” y que por ende, lo han denunciado así ante la Organización de Estados Americanos (OEA), en donde fueron recibidos por el secretario general de la mencionada institución, Luis Almagro. “En Venezuela existe una dictadura, es un Estado forajido, donde impera el narcorégimen, es decir, no estamos en un país democrático”, expuso.

El régimen ha “destruido y acabado al país”

Marval sostuvo que los magistrados, perseguidos ahora por el régimen de Maduro, han sostenido encuentros con el senador Marco Rubio, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence y diversos congresistas, donde han evaluado la situación de Venezuela, coincidiendo en que el país atraviesa una etapa crítica y dictatorial, “por un régimen que ha destruido y acabado al país”.

Tras estos encuentros, los magistrados, como representantes del Poder Judicial de Venezuela, emitieron un pronunciamiento internacional con el que se busca el restablecimiento de la institucionalidad democrática del Estado de derecho y el restablecimiento de los principios de independencia de los poderes públicos, en especial el poder judicial.

Corrupción y narcotráfico serán condenados

Marval indicó que las denuncias de los magistrados han sido trasladas a instancias internacionales, esperando trabajar de la mano con la justicia internacional para sancionar al régimen de Maduro:

-Trabajar en los actos de corrupción y narcotráfico que persiste en Venezuela, conjuntamente con la fiscal Luisa Ortega Díaz, para que todos los involucrados paguen sus delitos en la Justicia venezolana.

-Trabajar con la justicia internacional para detener los actos ilegales del régimen de Maduro que amenaza el ejercicio democrático del poder del Estado.

-Preparar la reorganización y estructura del sistema de justicia, conjuntamente con las universidades y las academias de ciencias políticas y sociales, la federación de colegios de abogados, entre otras instituciones.

-Luchar contra la corrupción del régimen y el despilfarro de los recursos públicos.

-Trabajar activamente para recuperar los capitales del pueblo, perseguir los delitos de lesa humanidad y violaciones graves de los derechos humanos.

-Defender los derechos constitucionales de la propiedad, tener la libertad económica y la seguridad política para la protección de la integridad de los ciudadanos venezolanos.

“Todas estas denuncias y exigencias con el apoyo del gobierno de Estados Unidos van a tener mayor significación y desenlace positivo para la democracia en Venezuela”, agrega el abogado Marval, quien asegura que estas acciones están encaminadas hacia la restitución del orden constitucional de Venezuela.

Sostiene que las reuniones con diplomáticos de diversos países, contribuyen “a seguir la ruta de la búsqueda de la democracia, teniendo en cuenta que ya no reconocen estas ilegalidades que propicia el régimen dictatorial de  Maduro y sus seguidores”.

“A los venezolanos les decimos que no están solos, que cuentan con nuestro apoyo, como magistrados, y sobre todo de diversas instituciones internacionales que velan por la justicia en nuestro país”, recalcó Marval.

Caso del Magistrado Zerpa: “es la más vil respuesta de atropello a los derechos humanos del régimen de Maduro”

El magistrado Marval, sostuvo que Zerpa es un ciudadano a carta cabal, su vida pública y privada es intachable, “no es justo lo que está viviendo en estos momentos siendo un preso político del régimen”.

Así mismo destacó que “nosotros como magistrados le planteamos al secretario general de la OEA, Luis Almagro, la situación del magistrado zerpa y lo llevamos a la instancia de la comisión de los derechos humanos, para su pronta liberación.

Le hacemos un llamado a Zerpa a que tenga fortaleza, aunque sabemos su estado de salud, pero que siga con mucho valor, que pronto se restituirá la justicia en el país. Sostuvo.

“Mi salida de Venezuela fue para buscar la libertad de Venezuela”

Mi salida de Venezuela fue vía marítima desde las costas venezolanas hasta Aruba, luego viajamos al Estado de La Florida en Estados Unidos, horas de angustia, 6 horas navegando en una lancha pequeña, pero fue la única manera de poder salir del país.

Todo este camino lo emprendió el magistrado luego de las amenazas del régimen de privar de libertad a los nuevos magistrados designados por la Asamblea Nacional, y por la situación del caso de Ángel Zerpa.

Marval señaló que no es un traidor a la patria, que tiene una misión que cumplir por Venezuela y que ese compromiso es restituir la democracia y la libertad.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES