Los ciudadanos hablaron claro aquí y en el exterior

Los ciudadanos venezolanos hablaron claro aquí y en el exterior. Esto lo ha entendido y apoyado la comunidad internacional. Falta que lo entienda el régimen. Si en Venezuela se habla de la hora cero, en la comunidad internacional se habla del punto de no retorno, y éste punto es considerado  la realización de la Asamblea Constituyente. El régimen tiene la palabra.

El 16 de Julio (16J)  no sólo fue un masivo acto de desobediencia civil de dimensiones como nunca antes se habían visto en la región y el mundo, sino que adquirió una dimensión planetaria.

El pañuelo del mundo

La diáspora, de cerca de 2 millones de compatriotas, dispersa en decenas de países de  América, Europa, Asia, África y Oceanía, enfrentó la tarea de organizar en 15 días la Consulta Popular convocada por la Asamblea Nacional.

En 69 países alrededor del globo se organizaron para manifestarse democráticamente en cientos de ciudades, con unos 700 “puntos soberanos” (centros de votación), con múltiples mesas. Entre los países con mayor número de estos “puntos”, los EE.UU. que tuvo 143, de ellos  28 se ubicaron en Florida y 16 en Texas, luego tenemos a España con 79 centros, Italia con 35 y, México y Colombia con 34. Mientras que en la mayoría de las ciudades las convocatorias se hacían únicamente por medios electrónicos, como grupos de Facebook, Whatsapp y contactos personales, otras contaron con el apoyo de la prensa local, como en Miami.  Esta ciudad  contó con 250 mesas de votación para  siete “puntos”. El más grande situado en el Watsco Center University of Miami con 80 mesas.

Fue un trabajo arduo. Hubo que organizarse, buscar locales, ordenar la logística, imprimir el material electoral, organizar las mesas y el local,  buscar observadores internacionales, contactar la prensa y copar con situaciones no previstas por Caracas.  Pero al final todo salió bien.

El voto del exterior

La importancia del voto en el exterior fue palpado en esta consulta. Cerca de 700.000 venezolanos participaron cancelando el mito de su presunta indiferencia. En el CNE están inscritos en el exterior apenas unos 110.000, cantidad que se esperaba sólo en Florida.

Esta masiva participación explica  por qué el régimen hace lo imposible por evitar que el voto de los expatriados se haga efectivo. Con requisitos como estar legal en el país de residencia, o la eliminación del consulado en Miami, o simplemente con la negativa de abrir el registro electoral en el exterior- cerrado desde las elecciones de 2013-, se está excluyendo cerca de un 4 o 5% del padrón electoral real. El cual vota sólidamente contra el régimen .

Si la mitad de estos expatriados hubieran votado en 2013, Maduro hubiera perdido las elecciones de calle.  Esa también es la razón por la que han sido excluidos de la Asamblea Nacional Constituyente Comunal (ANCC).

 Rechazo internacional

Fue dramático el llamado  hecho por la expresidente costarricense Laura Chinchilla, parte de la delegación de exmandatarios que vinieron como observadores, cuando solicitó a los gobiernos pronunciarse en apoyo de los demócratas venezolanos y en especial sobre esta jornada. Ella dijo “No hay espacio, jefes de Gobierno, para la indiferencia a lo que los venezolanos han manifestado. Reconozcamos esta consulta popular”. Y en realidad alrededor de la Consulta y la ANCC se han venido dando definiciones de varios gobiernos.

México se pronunció y “espera que los resultados de la consulta popular…, sean escuchados y debidamente tomados en cuenta … en la búsqueda de una solución negociada” .  El canciller argentino, vía Twitter celebró la participación de los venezolanos en la consulta y espera “… que el Gobierno … escuche e inicie el camino hacia la restitución de la democracia y el respeto de los derechos humanos”. Para Canadá “los venezolanos quieren legítimamente conservar …  su Constitución de 1999” y “solicita  al gobierno de Venezuela que cancele la ANCC y entable negociaciones con la oposición”. La Cancillería carioca opina que “el elevado nivel de participación en el plebiscito (…) fue una muestra inequívoca de la voluntad del pueblo venezolano de que haya una pronta restauración del estado democrático de derecho en el país”. E insiste que las reglas de la ANCC “violan el derecho al sufragio universal y al propio principio de soberanía popular”.

No a la Constituyente

También la vocera del Ministerio de Exteriores de Alemania,  afirmó  que “…el plebiscito expresó claramente la voluntad del país y aunque no es jurídicamente vinculante, debe llevar al presidente Maduro a replantearse la convocatoria de la constituyente”. Por su parte,  el presidente panameño Juan Carlos Varela expresaba en Twitter que el “único camino para logar la paz social en Venezuela”  es “suspender la ANCC, escuchar al Pueblo y establecer cronograma electoral”.

El rechazo a la constituyente de Maduro a nivel internacional es mayúscula. Ya Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, EE.UU., Honduras, México, Paraguay y Perú solicitaron, en un comunicado, durante la XXIX Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA, “El cese de la convocatoria de la ANC, en los términos en los que ha sido concebida”.

No se puede ignorar que el presidente colombiano J.M. Santos luego de hablar con Raúl Castro al llegar de La Habana, tuiteaba “Reiteramos: hay que desmontar constituyente para lograr solución negociada, rápida y pacífica en Venezuela. El mundo entero lo está pidiendo”. En especial cuando la Canciller Holguín declaró antes de la reunión presidencial  que “muy seguramente” el tema de Venezuela sería abordado.

Constituyente a la brava

En reunión del Consejo de ministros de Exteriores de la Unión Europea, su  Alta Representante , Federica Mogherini, se refirió a la crisis en Venezuela y a la Consulta donde más de 7,5 millones de venezolanos rechazaron la pretensión de Maduro de cambiar la constitución.  Allí el Canciller español señaló, “Nosotros siempre hemos dicho que la ANCC  no es el futuro, que el futuro es cumplir la Constitución ” y agregaba que si se ésta se da, se podrían imponer sanciones específicas, individuales y selectivas. Donald  Trump fue más claro y tajante: “Si el régimen de Maduro impone su ANCC  el 30 de julio, EE.UU. tomará acciones económicas fuertes y rápidas”.

La comunidad internacional está lista para actuar en varios escenarios que van desde la somalización hasta la cubanización, incluyendo la guerra civil a lo sirio.  Se da por seguro que habrá reacciones contundentes de concretarse el golpe de Estado que representa la inconstitucional imposición del cambio de la Constitución. Entonces no es de extrañar el desconocimiento de un régimen surgido de ella y el reconocimiento de un gobierno unitario como lo pidieron casi 7,5  millones de ciudadanos el 16J. Como dijera el Canciller español, estamos cerca del “punto de no retorno” y la sensatez de los dirigentes será clave para salir de esto de la mejor manera posible.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES