La incertidumbre económica empeora y no hay señales de alivio

La medida de beneficio a Leopoldo López, debió enviar mensajes positivos al mercado de títulos venezolanos, sin embargo estos se siguen hundiendo por la crisis venezolana.

La semana que culmina ocurrieron dos eventos importantes en el orden político, que permiten revisar el comportamiento de los mercados, para verificar los efectos de tales circunstancias. El primero fue la medida de beneficio de Leopoldo López con casa por cárcel y el segundo es que no fue admitida en Argentina, Katherine Harrington, nombrada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) como vicefiscal, en una reunión de fiscales iberoamericanos, porque en ese cenáculo no se reconoció el nombramiento de la mujer, debido a que el TSJ no tiene facultades para tal designación.

El primer evento, el de López, debió estimular los mercados, porque se pudo haber interpretado como un proceso de conciliación o de negociaciones que para el público pudiera ser desconocido, pero para los mercados no hubiese pasado desapercibido. Los mercados no reaccionaron, los bonos de deuda venezolanos y de Pdvsa, continúan su caída en todas las bolsas. Desde hace unas cuatro semanas se han hundido en promedio general a 65,96%, desde los 72,17 puntos, perdiendo -6,21%, una señal clara de que la desconfianza en todo lo que está ocurriendo en Venezuela sigue profundizándose, aumentando el riesgo país de tal manera, que las últimas negociaciones conocidas, con “lobby” ante los banqueros mundiales por parte del Ejecutivo, muestran el desespero de la administración Maduro, al ofrecer intereses de hasta 60%, que con el flujo de caja de Pdvsa, sería imposible de cumplir en el mediano y largo plazo, sin que haya cambio de gobierno y políticas económicas.

No hubo un efecto “López”, el dólar paralelo continuó su marcha al alza, al subir desde los 7.128,21 bolívares a 7.722,22 bolívares en las casas de cambio de Cúcuta. El mensaje del mercado es que si existe alguna negociación de altura, en esta no existe confianza o los operadores desconocen elementos de la misma. La decisión de dar beneficio al preso más simbólico que tiene el oficialismo, en medio de la crisis política, debió enviar un mensaje de alivio y atenuar la presión contra el bolívar y los títulos venezolanos, pero no ocurrió, el mercado por ahora no confirma que la medida sea una señal de entendimiento político, por lo que la incertidumbre continúa.

En el caso de la señora Harrington, la comunidad internacional se convierte en un factor decisivo, respecto a la legitimidad de las decisiones del TSJ que es controlado por el oficialismo. Este si es un mensaje muy contundente y es un aviso al oficialismo respecto a su propuesta de establecer una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y la legitimidad que esa instancia, de ser instalada vaya a tener, no haber permitido a Harrington participar en el evento de los fiscales iberoamericanos, es igual a que esa ANC no sea reconocida en el mundo, lo que de inmediato frustrará uno de los propósitos principales que tiene la misma, arrebatar a la Asamblea Nacional (AN) la legitimidad que tiene para aprobar o no préstamos internacionales, así como no fue reconocida Harrington, la ANC tampoco lo será y ya lo advirtieron desde la Unión Europea y varios países del continente, lo que será decisivo para que a la administración Maduro se le haga imposible acceder al crédito internacional, a la reestructuración de deuda , que daría respiro financiero a su estructura, lo que de inmediato dejaría inservible tal instancia y que no tendría poder legítimo para disolver el Parlamento actual.

Foto El Impulso

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES